Durante los primeros meses de 2021, los reflectores de la industria automotriz se dirigieron hacia una compañía que, por el momento, no tiene presencia en dicho mercado. Al menos no con un vehículo. Hablamos de Apple, que últimamente ha sido protagonista de múltiples reportes sobre su supuesto interés en lanzar un coche. Aunque los de Cupertino todavía no lo hacen oficial, el sector de la movilidad ya se hizo eco de las noticias y han surgido pronunciamientos al respecto.

Esta semana, Akio Toyoda, presidente de Toyota, se expresó sobre la posible incursión de Apple al mercado automotriz. En declaraciones recogidas por The Wall Street Journal, el directivo señaló que Apple sería bienvenida en el sector. Sin embargo, dejó entrever lo que todos ya sabemos: lanzar un vehículo no es lo mismo que lanzar un smartphone. En este mismo sentido, advirtió que Apple tendría que hacerse cargo de situaciones que no son habituales en su cartera actual de productos.

El ejemplo más evidente es el de la atención al cliente y todo lo que conlleva mantener un vehículo en buen estado. Toyoda indicó que, si Apple quiere lanzar un coche, deben estar preparados para ofrecer 40 años de soporte. "Cualquiera puede fabricar un automóvil si tiene la capacidad técnica. Pero, una vez que lo produzcan, espero que reconozcan que tienen que prepararse para responder a los clientes y a varios cambios durante 40 años".

El presidente de Toyota dijo que cualquier tecnológica, no solo Apple, es bienvenida al sector automotriz, pues esto significa que la industria "tiene futuro y las opciones para los clientes se ampliarán". No obstante, insistió en la gran cantidad de retos que implica brindar soporte en toda la vida útil del vehículo: "Les damos la bienvenida, pero no creo que sea justo que los recién llegados digan: 'No necesitamos prepararnos para 40 años. Ustedes que han existido durante muchos años, hagan eso'".

El "peligro" de asociarse con Apple

WSJ explica que la industria realmente se preocuparía por Apple si estos consiguen asociarse con una automotriz ya consolidada. ¿La razón? Un socio podría responsabilizarse no solo de la producción, también de los riesgos de mantener un vehículo a largo plazo. Desde 2020 se han traído a la mesa los nombres de diversos fabricantes, siendo el más sonado el de Hyundai-KIA.

Sin embargo, Mark Gurman, una de las fuentes más confiables sobre futuros productos de Apple, reportó que la compañía tendría complicado cerrar un acuerdo debido al riesgo que existe de asociarse con un rival tan potencialmente disruptivo. En consecuencia, Apple tendría que diseñar y desarrollar el coche por su cuenta, y luego buscar a un socio que únicamente lo produzca Es decir, seguirían el mismo proceso que da vida a sus productos actuales.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.