Slack ya permite enviar mensajes directos entre usuarios, aunque no pertenezcan a la misma empresa. La nueva función, disponible únicamente en los planes de pago, está pensada para que cualquier miembro de un equipo de trabajo pueda comunicarse, por ejemplo, con socios o clientes sin salir de la plataforma. Se trata de una evolución de Slack Connect, una característica lanzada en junio del año pasado con el objetivo de facilitar las comunicaciones externas.

La comunicación entre trabajadores de diferentes organizaciones es cada vez más necesaria. Slack lo sabe y está trabajando para adecuar su plataforma a los tiempos que corren. Con Connect permitió, por primera vez, compartir canales en más de un espacio de trabajo de forma segura. Ahora, con Connect DMs, la colaboración entre empresas es llevada al siguiente nivel gracias a los mensajes privados y, por su puesto, con todas las funciones del servicio como envío de archivos adjuntos y llamadas.

¿Cómo funcionan los nuevos mensajes directos de Slack?

Usar Slack Connect DMs es muy fácil. En primer lugar debes tener en cuenta que únicamente está disponible en los planes de pago. En caso que cuentes con una cuenta gratuita, no podrás usar la función. Una vez aclarado esto, para iniciar el mensaje simplemente debes hacer clic en el botón redactar que se encuentra al lado del nombre de tu espacio de trabajo en la parte superior izquierda.

En el campo «Para» ingresa la dirección de correo electrónico del destinatario del mensaje. Ten en cuenta que debe ser la que está asociada a su cuenta de Slack. Por último selecciona Iniciar un mensaje directo. En este paso podrás agregar un mensaje y luego hacer clic en Enviar invitación. Desde ese momento, el destinatario tendrá 14 días para aceptar la invitación y una vez aceptada podrán comenzar a comunicarse por esa vía.

Los administradores de los espacios de trabajos pueden restringir los mensajes directos

Es posible que, aunque cumplas con los requisitos para usar los mensajes directos de Slack, aún no puedas hacerlo. Esto puede deberse a una restricción aplicada por los administradores de tus espacios de trabajo. ¿Qué quiere decir esto? Básicamente que tu empresa puede deshabitar esta característica para sus miembros. Lo anterior es debido, por supuesto, a que los mensajes directos fuera del espacio de trabajo podrían ser aprovechados para molestar a otras personas. Afortunadamente en Slack contemplaron este tipo de prácticas y ofrecen una opción para evitarlo.

Slack fue adquirida en diciembre del año pasado por Salesforce. La operación se cerró en 27.000 millones de dólares a pesar de que la compañía registró enormes pérdidas operativas. En la actualidad más de 10 millones de usuarios usan la plataforma a diario, pero su principal competidor, Microsoft Teams, ya cuenta con más de 75 millones de usuarios diarios. Posiblemente por esto, y para no perder terreno, es que Slack busca actualizarse.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.