No hemos encontrado todavía el Planeta 9, pero se habla mucho de él últimamente. Y es que encontrarlo podría explicar ciertas cosas. Sin embargo, aquí la gran duda es: ¿Por qué un hipotético planeta del que nada sabemos (en realidad sí, pero eso lo veremos más adelante) es más planeta que Plutón? ¿Por qué Plutón fue degradado en el sistema solar a planeta enano? ¿Odian a Plutón?

Platón se encuentra en el Cinturón de Kuiper, más allá de Neptuno. Está tan lejos de nuestro astro, que tarda 248 años terrestres en dar una vuelta alrededor del Sol. Además, al girar sobre sí mismo tarda 153 horas (algo menos de seis días y medio terrestres) en hacerlo. Y la temperatura de su superficie es de -240 grados centígrados. Tiene un diámetro de 1.185 kilómetros frente a los más de 12.700 de la Tierra.

Un planeta es «un cuerpo redondo que orbita el sol, con atmósfera y que despeja el entorno cercano a su órbita», según la IAU

Aunque parece que la principal diferencia entre los planetas y los planetas enanos parece ser el tamaño y la masa; en realidad va más allá de eso. La Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés) define que un planeta es un «cuerpo redondo que orbita el sol, con atmósfera y que despeja el entorno cercano a su órbita». En otras palabras: redondo, con atmósfera y sin baches (asteroides u otros objetos) en su órbita alrededor del Sol.

Foto por NASA en Unsplash

Plutón no es un planeta

Plutón es redondo y tiene una tenue atmósfera. Su órbita alrededor del nuestro astro no es casi circular, como la de otros planetas, sino que es elíptica y tiene el eje del plano inclinado. Pero, además, al encontrarse en el Cinturón de Kuiper, Plutón tiene su camino lleno de asteroides y otros objetos; lo mismo que sucede con Ceres en el Cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter.

De hecho, parte de la órbita que hace Plutón se mete en la de Neptuno. Y en la siguiente imagen se ve el eje del plano inclinado de este planeta enano. De hecho, no es el único que lo tiene inclinado. Mercurio, Urano y Neptuno también se encuentran más inclinados, pero no tanto como Plutón.

NASA

Por tanto, los científicos creen que para considerar a un planeta como tal, este debe de tener la suficiente gravedad como para barrerlo todo a su paso. No debería de quedar ni un solo asteroide en el camino de Plutón (o cualquiera de los otros planetas enanos). Pero la realidad es que para los planetas enanos esto es imposible. Por eso se creó una categoría específica para ellos y ese es el motivo del borrado de Plutón.

Nadie ‘odia’ a Plutón

Nadie odia a Plutón, por más que los amantes del antiguo planeta se quejen de lo sucedido en 2006. Y es que en aquel año se sacó definitivamente a Plutón de la lista de planetas y se convirtió en lo que conocemos como planetas enanos. No es el único, Ceres, Makemake y Eris también está considerado de esta manera por la NASA.

Es más, los críticos con que Plutón saliera de la lista de planetas del sistema solar casi tuvieron su oportunidad de volver a meter a Plutón entre los planetas el año pasado, cuando se rumoreó que el administrador de la NASA le devolvería su antigua categoría. Por suerte para todos (y sobre todo para los niños, que solo tienen que aprenderse ocho planetas) se ha mantenido la lista intacta. Y no tiene pinta de que cambie. Excepto si encontramos el planeta 9.

NASA

Así es el Planeta 9

¿Y por qué el Planeta 9 sí es un planeta? Ya sabemos cómo es Plutón y lo diferente que es al resto de sus compañeros del sistema solar. Pero ¿qué pasa con el Planeta 9? ¿Cómo se cree que es?

La distancia entre el Sol y la Tierra es de 150 millones de kilómetros y el Planeta 9 está a 300 o 700 veces esa distancia

No sabemos mucho sobre él. Los científicos calculan que su masa podría ser entre 5 y 10 veces la de la Tierra y que tiene una órbita alrededor de 300 a 700 unidades astronómicas del Sol. Para hacerse una idea: una unidad astronómica equivale a la distancia del Sol a la Tierra, es decir, a unos 150 millones de kilómetros de la Tierra.

También se cree que es posible que Júpiter tuviera algo que ver con que ahora se encuentre muy lejos de nosotros. Incluso se piensa que podría tener una órbita inclinada, como la de Plutón, aunque esto todavía deben investigarlo más.

Y los investigadores creen que está ahí, en alguna parte, porque se han visto movimientos extraños en el Cinturón de Kuiper. La conclusión fue que solo la fuerza gravitacional ejercida por un objeto con una masa como la calculada podría ser la culpable. Y así es como en 2014 se empezó a buscar al Planeta 9, que tardaría entre 10.000 y 20.000 años en hacer una órbita alrededor del Sol.

Pero solo con estas características, con la masa y el tamaño que los científicos han calculado que tiene, ya sabemos que sí es un planeta. A diferencia de Plutón, que probablemente nunca más vuelva a salir de la lista de planetas enanos.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.