New Amsterdam, la serie producida por la cadena de televisión estadounidense NBC, llegó a Netflix el pasado 13 de febrero, donde se ha convertido en un éxito rotundo. No es la primera plataforma de streaming donde se podía ver, previamente ya había estado disponible en Amazon Prime Video donde también —aparentemente, puesto que la plataforma no da información sobre shows que son tendencia— fue muy vista.

Pero en Netflix lleva en el top 10 de producciones más populares a nivel internacional desde su llegada al catálogo, y no parece perder fuerza. De acuerdo a varios trackers ha sido la serie más vista en países como España, Colombia, Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú o República Dominicana a lo largo de marzo. En México ha sido la segunda más vista, solo superada por 100 dias para enamorarnos.

¿Pero qué tiene de especial New Amsterdam y por qué nos ha cautivado una serie de televisión con una calificación agregada en Metacritic que no supera los 63 puntos o apenas el 34% en Rotten Tomatoes?

New Amsterdam está diseñada para que te guste mucho

La fascinación que muchos sentimos por New Amsterdam no es casualidad ni es un accidente. Es una serie completamente diseñada para que nos guste y más en estas épocas que buscamos justamente este tipo de contenidos. Su protagonista, Max Goodwin, un doctor extremadamente optimista con una necesidad insaciable de ayudar a sus pacientes, es un chute de sensaciones positivas constantes.

Prácticamente todos los capítulos de la serie se se construyen a base de situaciones complejas para los doctores o pacientes, pero por lo general con un final feliz. Manteniendo guiones simples, con diálogos fáciles de entender y seguir, siempre dar un mensaje de idealismo y esperanza.

Freema Agyeman como la doctora Helen Sharpe

También hay una sutil pero constante crítica al sistema de sanidad estadounidense, con prácticamente todos los episodios reflejando los problemas detrás de la falta de un sistema de salud público universal. No es casualidad. New Amsterdam está basada en el libro Twelve Patients: Life and Death at Bellevue Hospital de Eric Manheimer.

Este aún no ha sido traducido al español, pero narra historias en el Bellevue, el hospital público más antiguo de Estados Unidos, ubicado en Nueva York. Además es uno de los hospitales más grandes del país por número de camillas disponibles.

También hay sutiles críticas a la crisis de la adicción a los opiáceos, las dificultades de mantener una atención médica adecuada con pocos recursos públicos y balancear el trabajo con la vida personal entre personal sanitario.

La banda sonora no es casualidad y busca evocar sentimientos muy particulares

Si pones atención, notarás que New Amsterdam tiene una banda sonora distinta a lo que venimos acostumbrados en dramas médicos estadounidenses. Aunque en un inicio aplicaron la misma fórmula que podemos encontrar en Anatomía de Grey o The Good Doctor, a medida que avanzan los episodios se acentúan dos líneas sonoras muy marcadas.

La percusión, para situaciones de emergencia, graciosas o ligeras. Para prácticamente todo lo demás, hay un fondo musical que por momentos recuerda al trabajo de Cliff Martínez para la película Drive.

¿Esa sensación de nostalgia soñadora mezclada con esperanza? En gran medida es gracias a Craig Wedren, quien ha compuesto todas las canciones de la banda sonora de la serie. Universal Music recientemente lanzó un disco recopilando todos los temas que puede escucharse en cualquier plataforma de streaming de música, incluyendo Spotify o Apple Music.

Un reparto inclusivo y multirracial que refleja el idealismo de la serie

El reparto de New Amsterdam

New Amsterdam tiene un reparto bastante inclusivo y multirracial donde vemos a mujeres en puestos de alta responsabilidad, minorías debidamente representadas y personas negras dirigiendo áreas del hospital. Como nos gustaría que sucediera en la vida real.

A excepción del protagonista. Max Goodwin es interpretado por Ryan Eggold (The Blacklist, 90210). Puede chocar o no, aunque inevitablemente la atención se la lleva el blanco, hetero y por momentos, perfecto. Aunque no sea, necesariamente, el personaje más interesante de la serie.

De hecho New Amsterdam tiene un reparto de nivel bastante alto: Janet Mongomery como la doctora Lauren Bloom, Freema Agyeman como la doctora Helen Sharpe, Jocko Sims como el doctor Floyd Reynolds, Tyler Labine como el psicólogo Iggy Frome y Anupam Kher como el doctor Vijay Kapoor.

Junto a ellos tenemos a Ana Villafañe como la doctora Valentina Castro, o a Sendhil Amithab Ramamurthy, a quien recordamos de la serie Heroes, como Akash Panthaki.

Descartada por los críticos, amada por la audiencia

Las calificaciones agregadas de New Amsterdam no son buenas, pero contrastan significativamente con el puntaje asignado por la audiencia. 80% (Audience Score) en Rotten Tomatoes.

El amor que la audiencia le tiene a la serie también se refleja en los éxitos descomunales que está teniendo en Netflix. Pero no podemos dejar de preguntarnos: ¿New Amsterdam en realidad triunfa porque el algoritmo de la plataforma nos lo recomienda sin cesar? ¿El algoritmo hace esa recomendación porque se trata de un producto diseñado desde su concepción para que nos guste?

¿O estamos frente a otro caso de la desconexión cada vez mayor que hay entre las audiencias y la crítica especializada? Sea lo que sea, es imposible ignorar el éxito de la serie en plataformas a nivel internacional.

Las dos primeras temporadas de New Amsterdam están disponibles en Netflix. La tercera temporada se está emitiendo actualmente en Estados Unidos. NBC ha encargado la producción de tres temporadas más. Por lo que tendremos a Max Goodwin y compañía hasta 2025, al menos.

Aún no hay fecha de estreno de la tercera temporada en Netflix. Pero probablemente sea cuando acabe de emitirse en Estados Unidos, como suele ocurrir con la distribución internacional de series en canales abiertos como NBC, CBS o ABC.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.