Netflix dio a conocer su nuevo plan para aliviar el impacto que genera el funcionamiento de la plataforma sobre el medio ambiente. La iniciativa se presentó bajo el título «Emisiones cero + Naturaleza» y tiene el ambicioso objetivo de reducir a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero en sus operaciones para finales de 2022. Sin embargo, su estrategia se extenderá hacia años posteriores.

La propuesta fue oficializada por la Dra. Emma Stewart, quien se desempeña desde octubre de 2020 como directora de Sostenibilidad de Netflix. De hecho, es la primera persona que ocupa este cargo dentro de la compañía estadounidense desde su creación.

Netflix y una impactante huella de carbono

Shutterstock

Sólo en 2020 la huella de carbono de Netflix fue de 1.100.000 toneladas. La firma asegura que el 50% de la misma corresponde a la «producción física» de series y películas originales para la plataforma de streaming, tanto de modo directo como a través de terceros.

El 45% proviene de operaciones corporativas y bienes adquiridos, como el funcionamiento de oficinas y campañas de marketing, respectivamente. El 5% restante está relacionado al uso de proveedores como Open Connect y Amazon Web Services para el funcionamiento del servicio.

De acuerdo con la Calculadora de Equivalencias de Gases de Efecto Invernadero de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, la huella de carbono de Netflix en 2020 equivalió a las emisiones de 237.648 vehículos de pasajeros conducidos durante un año.

Vale aclarar que, en su cálculo, Netflix no incluyó las emisiones de internet o de los dispositivos utilizados para reproducir contenido. Y a pesar de todo, la huella de carbono de la compañía estadounidense en 2020 fue un 14% menor a la de 2019. Esto sucedió por la paralización de gran número de producciones por la pandemia de la COVID-19.

Las tres bases del plan medioambiental de Netflix

Foto por Caspar Camille Rubin en Unsplash

De acuerdo con la Dra. Stewart, el plan «Emisiones cero + Naturaleza» consistirá en tres aspectos. En primer lugar se reducirán las emisiones internas para contribuir a limitar el calentamiento global en 1.5 °C, según el objetivo del Tratado de París. «También reduciremos las emisiones de alcance 1 y 2 en un 45% para 2030, siguiendo los lineamientos de la iniciativa de objetivos con base científica», explicó.

Otro punto importante será la inversión en proyectos de conservación de áreas naturales en riesgo como bosques tropicales. Con esto se buscará neutralizar las emisiones indirectas que no se puedan evitar internamente antes de finales de este año. Por último, antes de que termine el calendario de 2022, Netflix asumirá el compromiso de recuperar «pastizales, manglares y suelos saludables» para colaborar con la eliminación del carbono de la atmósfera.

No esperar a que la naturaleza «se limpie sola»

Otra medida de Netflix para reducir su impacto en el medio ambiente será la adopción de energías renovables como reemplazo de los combustibles fósiles. Pero también tratará de evitar la polución generada por el traslado de equipos de producción. Por ello favorecerá la contratación de trabajadores locales durante la filmación de series y películas originales a nivel internacional.

Por último, la firma también instará a proveedores y centros de datos a buscar una mayor eficiencia energética, implementando elementos que reduzcan el consumo de electricidad y requieran menor refrigeración.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.