Instagram sigue buscando herramientas que permitan a los usuarios un mayor control sobre la privacidad y la seguridad. La compañía quiere implantar una serie de medidas que pongan el máximo freno posible a los mensajes de los desconocidos que llegan a nuestra bandejas de Direct.

En este sentido, la ultima medida de la compañía está enfocada en proteger a los menores que usan la red social de adultos desconocidos. ¿Cómo? Impedirá que los adolescentes reciban mensajes sospechosos de adultos.

De esta forma, y con un cambio en sus políticas de uso, Instagram impedirá a los adultos enviar mensajes directos a los adolescentes que no los siguen. Además, la compañía va a implantar unos indicaciones de seguridad especiales. De esta forma, se mostrará un mensajes a los adolescentes cuando envíen mensajes directos a mayores. En especial aquellos que hayan estado exhibiendo un comportamiento potencialmente sospechoso.

Los adultos desconocidos no podrán evitar mensajes a los adolescentes en Instagram

Aunque la compañía no ha entrado en lo que significa un comportamiento potencialmente sospechoso, todo indica se trata de una medida enfocada a la protección de los menores. Sobre todo aquellos que pueden verse expuestos a mensajes de contenido sexual no solicitado.

De hecho, este sistema de seguridad especial de Instagram ofrecerá a los adolescentes la posibilidad de reportar o bloquear a los adultos que les envían mensajes. La idea es que los jóvenes no se sientan presionados a responder a ciertos mensajes. Y sobre todo, informarles y avistarles para que tengan cuidado al compartir fotos, videos o información con alguien que no conocen.

Como decimos, se desconoce el mecanismo interno que examinará los perfiles de los mensajes entrantes y determinará si deben entrar en la categoría de aquellos que pueden ser bloqueados. Todo parece indicar que entre esos esos comportamientos tóxicos se etiquetaría aquellos perfiles con una gran cantidad de solicitudes de amistad. También aquellos con solicitudes de mensajes a personas menores de 18 años.

Además, Instagram también apunta a que está desarrollando una tecnología de inteligencia artificial para intentar detectar la edad de una persona cuando se registra. Y es que engañar a la aplicación es tan sencillo como introducir una fecha diferente a la hora de registrar la cuenta.

Hay que tener en cuenta que la edad mínima para usar Instagram es de 13 años, por lo que hay muchos menores que pueden estar expuestos a comportamientos abusivos. Comportamientos que ahora se limitarán con estas nuevas herramientas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.