Huawei es uno de los actores más importantes de la industria del 5G y las redes. De hecho, muchas empresas usan a diario sus tecnologías, desarrolladas tras años de inversión en I+D. El fabricantes chino, consciente de que su sistemas son vitales para muchos, quiere aprovechar esta posición cobrando royalties a otros fabricantes por el uso de su tecnología 5G.

Según Bloomberg, Huawei quiere empezar a cargar ciertas cuotas por royalties a gigantes de la industria como Apple o Samsung. Se trataría de una serie de tarifas razonables por ofrecer acceso a sus tecnologías 5G patentadas y estandarizadas.

Una patentes que, en la mayoría de los casos, tienen que usar los grandes fabricantes si quieren cumplir con los estándares del 5G. ¿Por qué? Porque los estándares actuales están basados en los desarrollos de compañías como Huawei, Qualcomm, o Ericsson, que patentan sus innovaciones. Este tipo de patentes críticas que definen los estándares, como ocurre con el 5G, se considera una "patente esencial estándar" o SEP.

Y si un fabricante quiere implementar el estándar 5G en sus terminales, puede que tenga que utilizar las SEP de una o más de estas empresas. A cambio, estas empresas pueden solicitar una tasa por usar dichas patentes. Huawei, hasta ahora, no lo hacía, al menos no igual que otros actores.

Rentabilizando las 'patentes SEP' que usan Apple o Samsung

Se trata un cambio conceptual brutal en la dinámica del mercado. En primer lugar, porque hasta ahora Huawei no explotaba económicamente sus tecnologías 5G al nivel que podría llegar a hacerlo.

Y, en segundo lugar, porque permitirá a Huawei competir con Qualcomm en un terreno, el de la explotación de la propiedad industrial, de una forma más agresiva. Y es que la compañía norteamericana es uno de los players más importantes de este sector.

La idea de Huawei es, de hecho, ofrecer sus tecnologías con unas tarifas más bajas que las de Qualcomm o las de otros grandes jugadores como Ericsson AB y Nokia Oyj. Unos precios más reducidos supone una mayor competencia para un mercado controlado principalmente por tres compañías en occidente. También le da a Huawei una gran baza para convertirse en un socio vital de los grandes fabricantes.

Patentes sobre el 5G: un regalo para los fabricantes y muchos ingresos para Huawei

De paso, es una oportunidad para reducir la presión sobre un posible bloqueo de sus tecnologías. Sobre todo, si los fabricantes norteamericanos como Apple ven una oportunidad de valor añadido en usar la tecnología de Huawei, con tarifas más reducidas que las de Qualcomm.

Según, Jason Ding, jefe del departamento de propiedad intelectual de Huawei, la compañía va a limitar las regalías por teléfono a 2,50 dólares, lo que supone una oferta muy atractiva. Y, dado el volumen de teléfonos sobre los que Huawei puede ingresar esa cifra, también son grandes ingresos para la compañía.

Teniendo en cuenta que Qualcomm cobra regalías por la tecnología que suministran a clientes como Apple unos 7,50 dólares, el precio de Huawei resulta mucho más atractivo. Toda vez, eso sí, que los bloqueos no limiten el uso de estas tecnologías, que es el principal escollo.

Hasta que los fabricantes no desarrollen sus propias tecnologías y dejen de usar las de terceros, parece que la oferta de Huawei, bloqueo de por medio, será la más atractiva. El debate en torno a las regalías que enfrentó en el pasado a Apple y Qualcomm tiene ahora un nuevo protagonista.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.