Todo comenzó el pasado viernes, cuando comenzó la erupción del volcán islandés Fagradalsfjall. Este volcán se encuentra muy cerca de la capital, Reikiavik, y la última vez que había entrado en erupción fue hace más de 800 años.

A pesar de la lejanía con respecto a la última erupción, no ha sido una sorpresa para nadie. En menos de un mes, Islandia ha registrado unos 40.000 terremotos. Por lo que la actividad sísmica ya avisaba de que algo estaba por ocurrir. Y así ha sido, el volcán Fagradalsfjall entró en erupción el pasado viernes, 19 de marzo, sobre las 20:45 hora local.

En ningún momento ha habido peligro y, según recoge la BBC, los expertos apuntan a que ha sido una erupción pequeña. No obstante, las luces rojas bailaron en el cielo la pasado noche del viernes mientras la lava se abría camino por una grieta en la corteza terrestre de cientos de metros de largo.

Mucha gente se ha acercado a ver la erupción del volcán desde que esta comenzó. No obstante, las autoridades han pedido a la población que no se acerquen puesto que podría ser peligroso. El área no está cerrada, pero para poder acceder hay que darse un largo y difícil paseo de varias horas por una ruta cercana.

Aunque la erupción de este volcán islandés no ha paralizado el tráfico aéreo ni se espera que lo haga ya que apenas ha arrojado ceniza; con cada nueva erupción -dentro o fuera del país- es inevitable recordar a Eyjafjallajokull, el volcán impronunciable para nosotros que en 2010 detuvo el tráfico aéreo en toda Europa.

Directo del volcán islandés en erupción

La última vez que el volcán islandés Fagradalsfjall entró en erupción fue hace más de 800 años

En Islandia hay mucha actividad volcánica. En total la zona cuenta con alrededor de 130 volcanes, aunque no todos están activos en estos momentos.

En cualquier momento esto puede terminar, así que lo mejor es que te des prisa en darle al play para poder disfrutar de las bellísimas imágenes de este volcán islandés en erupción. Y es que, en las últimas horas, también ha caído nieve en la zona. Por lo que, además del rojo del fuego, también se ven muchas zonas blancas.

La estampa que dejan la nieve y el volcán Fagradalsfjall es digna de ver. Y aquí te dejamos el streaming para que puedas echarle un ojo y disfrutar, a pesar de la lejanía.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.