China podría aplicarle un Huawei a Tesla al impedir que algunos propietarios utilicen sus coches en el país asiático. De acuerdo con un reporte de The Wall Street Journal, el gobierno está prohibiendo el uso de vehículos Tesla a sus empleados, militares y trabajadores de empresas estatales que manejan datos sensibles por temor a ser espiados.

Fuentes cercanas a la administración de Xi Jinping aseguraron que los coches de Tesla recolectan múltiples datos, incluidas imágenes y videos cortos por medio de las cámaras integradas . Una revisión realizada por el gobierno prendió focos rojos ya que, según ellos, información detallada sobre el uso del automóvil, así como los contactos de las personas se almacenarían en servidores de Estados Unidos.

El gobierno Chino estaría usando la misma estrategia de Estados Unidos cuando prohibió el 5G de Huawei argumentando problemas de seguridad nacional. La fuente indica que China ya informó a los afectados que dejen de conducir su Tesla cuando se trasladen a sus trabajos.

La restricción aplicará a todo el personal militar, empresas estatales y agencias gubernamentales. En el caso de las dos últimas también se prohibió conducir un Tesla dentro de los complejos de viviendas. El principal temor de China es que los coches de los altos funcionarios puedan capturar más información de la debida.

Las cámaras y sensores de los Tesla espiarían a las personas, según China

Nuevo interior del Tesla Model S

Las cámaras y sensores del Tesla serían usados para saber cuándo, cómo y dónde se conduce el vehículo, así como para tomar fotos o video con información sensible. En ese escenario catastrófico, toda la información se enviaría de vuelta a Estados Unidos para que el tío Biden la utilice como mejor le convenga.

Actualmente los Tesla son los coches mejor equipados en cuestión de tecnología. El sistema de cámaras no solo alimenta el sistema de conducción autónoma, sino que se utiliza como un medio de vigilancia para proteger la integridad del vehículo.

A principios de 2019, Tesla habilitó una opción llamada Sentry Mode que utiliza las cámaras de 360º para monitorear todos los ángulos del vehículo. El modo centinela detecta posibles amenazas, desde alguien que se recarga en el coche hasta los intentos de robo, rayones o choques. Todo queda registrado en un video que los propietarios pueden descargar posteriormente.

Aunque el reporte no menciona en concreto el Sentry Mode, es posible que esta característica sea lo que molesta al gobierno. Tesla no hizo comentarios sobre la medida, aunque confirmó que las cámaras de todos los coches vendidos en China están apagadas. La empresa asegura que su política de privacidad cumple con todas las regulaciones del país asiático.

Tesla tiene una planta en Shanghai que se encarga de fabricar el Model 3, el vehículo eléctrico más vendido en China durante 2020. En días recientes, un grupo de hackers vulneró el sistema de una empresa externa y tuvo acceso a más de 222 cámaras montadas en almacenes y fábricas de la Gigafactory de ese país.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.