La negación del antiguo Ministro de Sanidad español, Salvador Illa, a realizarse un test de antígenos para su último debate de cara a las elecciones catalanas ha levantado ampollas en el panorama político. Destacan los comentarios del secretario general del Partido Popular, Pablo Casado, que ha solicitado que se realice públicamente una PCR para comprobar si ha recibido la vacuna del coronavirus sin ser su turno. Según él, ese podría ser el motivo por el que está seguro de que no se contagiará y no necesita hacerse pruebas. Dejando a un lado las connotaciones políticas que esto pueda tener, biológicamente es una afirmación extremadamente errónea.

Es imposible saber si alguien se ha vacunado a través de la PCR, porque lo que esta prueba detecta no se introduce a través de la vacuna. Ni la de Pfizer, ni la de Moderna ni ninguna de ellas.

¿Por qué la PCR no detecta la vacuna?

Hay pruebas que detectan si nos hemos puesto una vacuna. Por ejemplo, cuando la forma de ubicar la presencia del patógeno en cuestión es localizar los anticuerpos que genera el sistema inmunitario como respuesta. Más de una persona se ha dado un buen susto al realizarse las pruebas de infecciones de transmisión sexual, cuando han dado positivo en hepatitis B. Por suerte, luego recuerdan que están vacunados contra este virus y esa precisamente es la razón del positivo.

Sin embargo, la PCR no detecta los anticuerpos, sino el material genético del virus. Y eso es algo que no introducen las vacunas.

Actualmente se están poniendo tres vacunas contra el coronavirus en España: la de Pfizer, la de Moderna y la de AstraZeneca. Las dos primeras están basadas en ARN mensajero. Esto significa que introducen en el organismo las instrucciones necesarias para que nuestras propias fábricas de proteínas, llamadas ribosomas, sinteticen unas proteínas característica del SARS-CoV-2.

Estas son las que detecta el sistema inmunitario cuando se produce una infección, por lo que se generarán anticuerpos sin necesidad de pasar por la enfermedad.

En cuanto a la vacuna de Oxford-AstraZeneca, lo que introduce es otro virus, que se ha modificado genéticamente para portar únicamente los genes que codifican esas proteínas de reconocimiento. Esto sí que es material genético del coronavirus, pero no es el fragmento concreto que detecta la PCR.

No es un polígrafo molecular

Ante la polémica, Pablo Casado borró su tuit inicial y publicó otro, en el que decía, más generalizado, que Illa debe «hacerse las pruebas».

Solo con una prueba de anticuerpos podría saberse, pero tampoco habría seguridad de que se trate de la vacuna, pues estas también detectarían infecciones previas. No habría ningún test idóneo.

En definitiva, la PCR no es un polígrafo molecular para saber si un político se ha vacunado. Tiene otras utilidades extremadamente necesarias y, precisamente por eso, no está la situación para desperdiciarlas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.