LastPass perderá una de sus características más usadas para aquellos usuarios que no tienen una suscripción de pago. A partir del 16 de marzo, la versión gratuita del gestor de contraseñas te obligará a elegir entre tu móvil o el ordenador. Una vez hecho, el usuario no podrá usarlo al mismo tiempo en ambos dispositivos.

Actualmente LastPass Free permite usarlo en computadoras y dispositivos móviles, pero luego de la fecha anunciada, solo se limitará una categoría. Si escoges computadoras podrás utilizar el servicio en Windows, Mac, Linux como aplicación independiente o extensión para cualquiera de los navegadores.

Por otro lado, si decides que la versión móvil es más práctica, estarás limitado a usarlo en smartphones o tablets Android, iPhone, iPad, Apple Watch y otros smartwatches. Al iniciar sesión luego del 16 de marzo, LastPass definirá tu dipositivo como activo. En caso de que te arrepientas, tendrás hasta tres oportunidades para cambiarlo.

La restricción llega como una presión para obligar a la gente a migrar a los planes de suscripción. LastPass fue una alternativa importante como gestor de contraseñas gratuito. Aunque no hay cambios estructurales más allá del nuevo modelo de negocio, algunos usuarios no ven con buenos ojos la medida y buscarán otras opciones.

LastPass Free no desaparecerá, simplemente sus funciones estarán limitadas al tipo de dispositivo que elijas. La empresa confirmó que la bóveda de contraseñas estará disponible para todos, no importando si eliges PC o móviles. «Todos sus dispositivos se sincronizan automáticamente, por lo que nunca perderá el acceso a nada almacenado en su bóveda ni se bloqueará su cuenta» mencionó la compañía.

LastPass y su historial de vulnerabilidades

LastPass podrá ser uno de los gestores de contraseñas más populares, aunque eso no garantiza que sea impenetrable. La empresa tiene un historial importante de brechas de seguridad que datan desde 2011. En 2015 se reportó que todas las contraseñas maestras de las bóvedas fueron hackeadas, al igual que otros datos personales como correos electrónicos o recordatorios de contraseña.

Un año más tarde, la firma de seguridad Detectify anunció un método en el que era posible leer contraseñas de texto sin formato de la bóveda de LastPass cuando un usuario visitaba una web maliciosa. Posteriormente se reportaron vulnerabilidades en las extensiones de Chrome, Firefox y Edge que permitía la ejecución de código malicioso.

Con la eliminación de una de las características que lo posicionaban como el mejor gestor gratuito de contraseñas, vale la pena migrar a uno de pago. La mejor opción es 1Password, disponible para Windows, Mac, iOS y Android, uno de los más robustos y seguros del mercado.

Otras opciones a menor costo son NordPass, o Bitwarden.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.