Pocas presentaciones necesita Internet Archive. Como reza en su página web, se trata de una librería digital, sin ánimo de lucro y gratuita, con millones de libros, películas, aplicaciones, música, páginas web y mucho más.

Empezó a darse a conocer por su tarea de almacenar copias antiguas de páginas web. Una manera de archivar y documentar la historia de internet gracias a la cual muchos supimos por primera vez de Internet Archive. Pero luego llegaron otros contenidos como películas sin derechos de autor, software antiguo, revistas históricos y un sinfín de material digital que puedes consultar libremente.

Hace poco hablé de uno de sus proyectos más recientes. Se trataba de una capa visual para hacer más atractiva su biblioteca de libros digitales. Esta página tiene el aspecto de una biblioteca real y permite consultar su catálogo de una manera más atractiva y práctica visualmente.

Y si hablamos de libros, hace poco en su cuenta de Twitter, Internet Archive ha desvelado su proceso de escanear libros para convertir el papel en libros electrónicos que podemos consultar desde cualquier rincón del planeta. Digitalizar libros no es tan fácil, ya que hay que preservar el libro original. En un hilo de Twitter, sus responsables explican el proceso.

Escanear libros sin dañarlos

Un vídeo de 40 segundos explica muy bien en qué consiste la digitalización de libros por parte de Internet Archive, la biblioteca digital más universal. Escanear libros es algo que todos hemos hecho alguna vez. O escanearlos o fotocopiarlos. Algo inevitable cuando necesitas consultar o estudiar un libro descatalogado que solo encuentras en cierta biblioteca y que no puedes llevártelo en préstamo. La solución inevitable es escanear o fotocopiar las páginas que necesitamos.

Pero escanear libros no es tan fácil como hacer lo propio con un documento en papel o con unas pocas hojas sueltas. Para digitalizar un libro debemos pasar las páginas manualmente y corre el peligro de dañarse si no somos precavidos.

Por eso llama la atención el escáner empleado por Internet Archive. En vez de colocar las páginas hacia abajo, como hacemos con cualquier escáner doméstico, el libro se coloca hacia arriba. El escáner es, a simple vista, una pieza gigante de vidrio, plástico y metal con forma de uve que se asienta en el libro sin dañarlo y sin doblar sus páginas. El proceso resulta tan fácil como ir pasando las páginas a medida que son escaneadas en cuestión de segundos. Del proceso de digitalización se encargan dos cámaras colocadas estratégicamente.

Un escáner de libros profesional

El escáner que vemos en las imágenes difundidas por Internet Archive se llama Scribe y es un escáner diseñado para digitalizar libros. Sus creadores han sido los propios ingenieros del proyecto, que han creado una máquina ideal para convertir toneladas de papel en libros digitales de manera cómoda, rápida y segura. Segura para los libros, muchos de ellos de gran antigüedad.

Fuente: Internet Archive

Según cuentan ellos mismos, el escáner Scribe está disponible en varios centros de escaneado en bibliotecas y universidades, como la Biblioteca Pública de Boston o la Universidad de Toronto.

Como resultado, Internet Archive ha digitalizado más de dos millones de libros para que cualquiera pueda consultarlos desde casa a pesar de las distancias o impedimentos físicos.

Precisamente esa es la importancia de proyectos como éste y que converge con el propósito inicial de las bibliotecas: democratizar el conocimiento. Y en formato digital, las bibliotecas dejan de tener límites geográficos para estar abiertas las 24 horas del día para todo el mundo que tenga acceso a internet.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.