La noticia de que la vacuna contra el coronavirus empieza a estar disponibles para la población de casi todo el mundo ha sido un soplo de aire fresco después de meses de pandemia. En España, las personas consideradas de alto riesgo, como aquellas de avanzada edad, y los trabajadores sanitarios, están siendo los primeros en poder decir que están inmunizados. Pero, desde que farmacéuticas como Pfizer anunciaron que la vacuna estaba lista, algunas personas han decidido que no quieren esperar su turno en la campaña de vacunación. Han optado por adquirir la vacuna del coronavirus en la dark web.

Un estudio publicado por el grupo Check Point Research (CPR) encontró desde diciembre varios anuncios en la dark web que promocionan vacunas contra el coronavirus. La Europol y la Unión Europea emitieron ese mes un aviso de alerta sobre este tipo de delitos pero, un mes después, la venta fraudulenta de la vacuna del coronavirus en la dark web no ha parado. Al contrario, incluso ha aumentado.

La vacuna del coronavirus que nunca llegó

El estudio arrojó que desde principios de diciembre hasta mediados de enero, los anuncios de las vacunas han subido un 400% en los marketplaces que fueron analizados para la investigación. Además, los precios también han subido considerablemente. Hace un mes, los ciberdelincuentes pedían un precio medio de 250 dólares por la supuesta vacuna del coronavirus. Ahora, se ha cuadruplicado la cifra hasta los 500 o incluso más de 1.000 dólares por una dosis.

Pero ¿se están vendiendo vacunas reales o se trata de un fraude? Muchos anuncios prometen enviar a casa la vacuna de Pfizer o AstraZeneca. Otras, incluso la de Johnson & Johnson a pesar de que todavía no ha sido aprobada y se encuentra en la última fase de los ensayos. Los investigadores de CPR hicieron la prueba y pagaron 750 dólares por una dosis de la vacuna del coronavirus en la dark web. Para la transacción, utilizaron Telegram -para contactar con el proveedor- y pagaron en bitcoin, el método de pago común en la llamada red oscura para evitar que se pueda rastrear el pago.

“Nos ofrecieron una vacuna china, a un precio de 750 dólares. Hicimos el pago usando Bitcoin, enviamos nuestra dirección de entrega y solicitamos los detalles del envío. Después de unos días sin respuesta, recibimos un mensaje del proveedor diciendo que la vacuna había sido enviada a nuestra dirección. Unos días después, la cuenta del proveedor fue eliminada y (...) todavía estamos esperando recibir nuestro paquete”, explicaron los investigadores.

Los anuncios de la vacuna del coronavirus en la dark web

Hipertextual ha confirmado que estas vacunas siguen existiendo en la dark web. Los precios oscilan entre los 300 y los 600 dólares y, mientras que en algunos anuncios no se añaden detalles sobre la procedencia de la vacuna, en otros casos se apunta directamente a la de Pfizer o Moderna.

En cada anuncio aparecen los datos de contacto, que en algunos casos es un número de WhatsApp o un correo electrónico. La mayoría de presuntas vacunas provienen de Estados Unidos, Alemania y Francia, aunque los envíos son a todo el mundo, según aparece en el marketplace donde se vende la supuesta vacuna contra el coronavirus.

Al igual que apunta la investigación de Check Point Research, el pago se realiza a través de bitcoin.

De la dark web... ¿a tu casa?

Daniel Vidal, CEO de la empresa de ciberseguridad Ravenloop, explicó a Hipertextual que hasta ahora se han documentado casos de personas que han comprado la presunta vacuna del coronavirus en la dark web en Estados Unidos, China, India y países de Oriente Medio como Arabia Saudí. “Pero no sabemos si en España alguien se ha atrevido a comprar una y si después le ha llegado”, dijo.

A pesar de que puede parecer una transacción fácil, no lo es. ¿Cómo podría llegar esa vacuna a un domicilio particular? Vidal apuntó en entrevista con Hipertextual que las dosis tienen que estar en unas condiciones de congelación específicas.

“Se supone que la vacuna llega en unas cajas especiales que van forradas por dentro en donde llevan nitrógeno líquido. No se puede romper la cadena de frío en ningún momento y duran solo 5 días una vez se descongelan. Es complicado que te las puedan enviar desde China o Estados Unidos y que te llegue a tu vivienda. No es el repartidor de Amazon que te trae tu paquete. Esto es más complicado”.

Daniel Vidal, CEO de Ravenloop

Es posible que las organizaciones criminales en España encuentren la manera de hacerlo y no hay, hasta la fecha, indicios de que haya ocurrido. El CEO de Ravenloop afirmó que es difícil que una vacuna comprada de manera fraudulenta llegue a casa de una persona y que hasta la dark web está controlada. “Se escapan cosas, sin duda, pero está controlada”, sostuvo. Sin embargo, según las informaciones que maneja la organización, en la mayoría de los casos no llega ninguna vacuna a un domicilio particular y se trata de un fraude.

El protocolo de la seguridad para las vacunas del coronavirus

Lo más probable es que las personas que hayan comprado la supuesta vacuna del coronavirus en la dark web no contarán su experiencia. Por eso, no podemos estar 100% seguros del resultado de esa compra hasta que se realice. La mayoría de las investigaciones apuntan a un fraude. Otros estudios afirman que pueden enviarse placebo en lugar de un medicamento real. Pero ¿qué podría suceder si recibimos el paquete? Si verdaderamente llega a nuestras manos una dosis de la vacuna, por ejemplo de Pfizer, eso supondría que una de las dosis pudo haber sido robada por un trabajador o investigador interno o durante un robo. Hasta el momento, ninguna de las empresas farmacéuticas ha notificado un delito semejante.

Sin embargo, Hipertextual se ha puesto en contacto con Pfizer para conocer más detalles sobre el protocolo de seguridad que se lleva a cabo para proteger las dosis de la vacuna. La farmacéutica contestó que están tomando medidas para reducir el riesgo de falsificación. “Seguimos las tendencias con mucho cuidado y contamos con procesos para identificar amenazas a la cadena de suministro legítima”.

Pfizer añadió que para la vacuna COVID-19 han desarrollado planes logísticos detallados y herramientas para respaldar el transporte, almacenamiento y monitorización continua de la temperatura de la vacuna. “Por ejemplo, estamos utilizando sensores térmicos con GPS en cada contenedor térmico con una torre de control que rastrea la ubicación y la temperatura de cada envío de vacuna en sus rutas preestablecidas”.

“Los pacientes nunca deben intentar obtener una vacuna online (no se vende una vacuna legítima on line) y solo deben vacunarse en centros de vacunación oficiales o por profesionales sanitarios certificados”.

Pfizer

A más vacunas, más venta fraudulenta

Pero ¿y si verdaderamente estuviéramos hablando de que se están vendiendo vacunas reales? Incluso podría ser cada vez más fácil venderlas. El comunicador científico Luis Quevedo explicó en entrevista con Hipertextual que con las próximas vacunas que se aprobarán puede aumentar todavía más la venta de vacunas del coronavirus en la dark web. Sobre todo las que sean tecnológicamente menos complejas.

Además de las vacunas, también se ha vendido hidroxicloroquina en la 'dark web'

Mientras que la de Pfizer debe conservarse en unas condiciones de congelación específicas, la de AstraZeneca se podrá transportar en una nevera. Por otro lado, en caso de aprobarse la de Johnson & Johnson, esta vacuna requiere solamente una dosis y no hace falta que se diluya. “Las nuevas vacunas que van a llegar son más fáciles de aplicar y más baratas, por lo que van a llegar más. Así se multiplican las oportunidades de que se pierdan o que se desechen, porque ya no es un objeto tan valioso”, apuntó Quevedo.

Incluso ahora puede haber dosis que han sobrado y se han desechado. A principios de este mes, se aprobó el uso de 6 dosis por vial, pero antes se había estipulado en 5. “Las primeras veces se desechó esta última dosis porque en el manual ponía que eran 5 por vial. Se tardó unos días en aprobar que eran 6. Es un 20% extra de dosis”, añadió el comunicador.

Pero no todo se ha centrado en las vacunas. Mucho antes de que se aprobaran, en la dark web se comercializan sustancias como la cloroquina e hidroxicloroquina, que fue incluso promocionada por Donald Trump a pesar de que no existen las evidencias suficientes para afirmar que acaba con el coronavirus. Quevedo concluyó que también ocurrió un fenómeno semejante con la ivermectina, un antimalárico que también fue comercializado en mercados fraudulentos.

Vacunas en la dark web: el negocio ilegal y perfecto

Hakan Nural / Unsplash

Volviendo a las vacunas del coronavirus en la dark web, Ravenloop opina que puede ser el negocio perfecto para muchos. Óscar Rodríguez, CTO de la empresa de ciberseguridad, apuntó a Hipertextual que si una persona se pincha una vacuna fraudulenta, no sabe si hay funcionado o no. Por eso es un negocio perfecto porque “se aprovecha de la confianza de la gente”. Y esto no es nuevo.

Además de la cloroquina e hidroxicloroquina que apuntaba Luis Quevedo, los socios de Ravenloop añadieron que desde marzo se empezó a vender en la dark web sangre de personas que habían pasado el coronavirus. “Y estamos en las mismas: ¿cómo no sabes que esa sangre no es de cerdo?”, cuestionó Rodríguez.

En este contexto, Daniel Vidal agregó que para transportarla se utilizan unas cajas especiales. “Las meten de forma ilegal como se mete la droga en nuestro país y a partir de ahí hay gente repartida por España que la hacen llegar como si fuera un paquete normal”, explicó el CEO en entrevista. El paquete que puede llegar es el mismo que recibiríamos si compramos un producto de un sex shop porque “una de las cosas que hacen es darte esa privacidad”.

¿Quién compra la vacuna del coronavirus en la dark web?

¿Quién compraría la vacuna de coronavirus en la dark web? Alguien que prefiera pagar antes de tenerla gratis después de que las autoridades sanitarias alrededor del mundo no han puesto precio a inmunizarse. En el caso específico de España, el Ministerio de Sanidad ha afirmado que habrá vacunas para todos. Pero algunas personas la quieren ahora mismo y no están dispuestas a esperar su turno en el Sistema Nacional de Salud.

Pero, además, el perfil de comprador de estas presuntas vacunas de manera fraudulenta es alguien “fácil de engañar”, añadió Óscar Rodríguez.

“En el caso del covid, da la casualidad de que el grueso de esta gente es negacionista. Sería un ejercicio de gimnasia mental para poner en los libros de historia que el grueso de negacionistas buscara una vacuna alternativa. Especialmente cuando hasta los países más fervientemente capitalistas están diciendo que la vacunación va a ser gratuita y extensiva a toda la población”.

Óscar Rodríguez

Es una venta fraudulenta. Puede ser un peligro para la salud del comprador en el hipotético caso de que se inocule algo diferente a una vacuna. Pero, si por un momento pensamos en que el paquete que llega al domicilio es una de las vacunas aprobadas, Luis Quevedo plantea un debate. Por un lado, sostuvo, está el juicio moral. Pero, por otro lado, es interesante pensar que “cuanta más gente esté inmunizada, mejor”.

“Estamos en convivencia democrática y ahora se prioriza la vacunación de la persona de máximo riesgo y eso debemos cumplirlo. Pero, en el sentido en el que cuantas más inmunizaciones mejor, no tiene que haber un problema”, reflexionó Quevedo.

Sin embargo, recordó que a pesar de que una persona esté vacunada, no hay datos sobre el bloqueo de transmisión y por eso se ha hecho hincapié en que, a pesar de estar inmunizado, se siga utilizando la mascarilla y respetando la distancia de seguridad. “La mayoría de vacunas no inducen la inmunidad esterilizante, la mayoría lo que hacen es que no enfermes y mueras, pero el virus puede saltar de una persona a otra”.

El sentido común

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado​ (FFCCSE) tiene información sobre la venta de artículos ilegales en la dark web y no es la primera vez que emiten alertas para concienciar a la población del peligro de estas compras. Hipertextual se ha puesto en contacto con el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil para saber si han reportado casos de venta de vacunas del coronavirus en la dark web pero no ha recibido respuesta.

Además de las recomendaciones y alertas de las autoridades, los expertos apuntaron a que la única forma de frenar este tipo de compras fraudulentas es el sentido común y la responsabilidad de cada uno. "Lo estamos viendo en el día a día con cómo va el COVID y tenemos otra ola más y no hacemos caso", opinó Daniel Vidal, "Imagínate en la dark web".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.