WhatsApp ha cambiado sus términos y condiciones y los tendrás que aceptar, quieras o no, te guste o no. Ha generado una sorpresa inmensa en sus dos mil millones de usuarios activos.

Ha funcionado como una especie de ultimatum por parte de Facebook, quienes adquirieron la app en 2014. Aquellas personas que no acepten los nuevos términos, a partir de febrero 8 no podrán seguir usando WhatsApp.

Además, al aceptarlo, estás permitiendo ceder tus datos con Facebook, el inicio de la integración entre la plataforma de mensajería y la red social. Algo que en el pasado habían prometido que no sucedería, pero finalmente decidieron hacerlo.

¿Qué datos personales voy a ceder a Facebook por usar WhatsApp?

Una vez que las personas hayan aceptado los nuevos términos y condiciones, permiten ceder un buen número de datos personales a Facebook. Da igual si WhatsApp usa cifrado punto a punto para los mensajes, a la red social no le interesa eso. Quiere saber otros detalles más apetitosos para dirigir mejor la publicidad y monetizar a los dos mil millones de usuarios de la plataforma.

  • Tu número de teléfono
  • Tu agenda de contactos y todos los datos que hay dentro
  • Nombre de los perfiles
  • Fotos de los perfiles
  • Cuándo fue la última vez que estabas conectado
  • Datos de diagnóstico y uso

¿Por qué es interesante obtener tu agenda de contactos? Porque asi pueden hacer una correlación entre perfiles creados en Facebook, número de teléfono agregados ahí y los que tienes en tu smartphone.

Esto se conoce como perfiles ocultos, que Facebook construye sobre ti, con datos que no necesariamente les has dado, pero que obtienen de otras fuentes. Como por ejemplo, la libreta de contactos de tus amigos y los datos que tienen sobre tí.

De esa forma da igual si no le diste a Facebook tu teléfono, email, fecha de nacimiento o dirección de tu casa. Es posible que alguno de tus amigos lo tenga y hayan compartido esos datos con la red social.

Ahora, con la aceptación de estos nuevos términos y condiciones, dos mil millones de personas compartirán esos datos, y si no lo hacen, no podrán seguir usando WhatsApp.

Además aceptas que Facebook comparta esos datos con otras compañías de las que son dueños, incluyendo Onavo, CrowdTangle y Facebook Payments.

Facebook usa WhatsApp para obtener aún más datos

Pero además de los nuevos datos personales que tendrás que ceder a Facebook para seguir usando WhatsApp, hay más detalles que estás dándole a la red social. Esto sucede, muy probablemente, sin que te des cuenta.

Esta información no la había revelado Facebook voluntariamente. Tuvieron que aceptarlo cuando Apple obligó a todos los desarrolladores a usar las etiquetas de privacidad. Requerido para poder seguir ofreciendo apps en la App Store del iPhone.

Esto es todo lo que cedes a Facebook por usar WhatsApp:

  • Compras hechas desde la app
  • Datos financieros (obtenidos gracias a las compras hechas desde la app)
  • Ubicación
  • Contactos
  • Contenido generado por el usuario (las historias de WhatsApp)
  • Identificadores únicos varios
  • Datos de uso y diagnóstico

Entender mejor los datos que cedes es extremadamente complicado. El documento de términos y condiciones de uso de WhatsApp es de unas ocho mil palabras. Además está lleno de lenguaje legal difícil de entender para un usuario promedio. Y aún más complicado de analizar desde la pantalla de un smartphone.

Los usuarios europeos quedan protegidos

Tal y como explicábamos en el artículo donde se anunciaban los nuevos términos y condiciones, los usuarios europeos quedan exentos de la integración de datos entre Facebook y WhatsApp. Es una de las consecuencias positivas del GDPR, que limita el uso y la transferencia de los datos en casos como este.

Pero no podemos olvidar que ambos servicios sí que comparten información relacionada con la infraestructura, incluyendo analítica, servidores, o puntos de identificación única de usuarios en sus sistemas.

Signal: una buena alternativa a WhatsApp

La mejor alternativa a WhatsApp es Signal. Una aplicación que recoge la menor cantidad posible de datos y que también tiene un sistema de cifrado punto a punto. Además los mensajes no se almacenan en servidores, sino en los dispositivos.

Esto último puede ser poco práctico pero también garantiza ciertos niveles de privacidad. Inclusive más que otras aplicaciones como Telegram, que salvo lo especifiques al abrir un nuevo chat, guarda las conversaciones en sus servidores.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.