Escuchar muertos no es algo común. De hecho, oír voces se suele asociar con enfermedades mentales como la esquizofrenia. Por este motivo, estudiar a los llamados clariaudientes, es decir, a esos espiritistas que dicen escuchar a los muertos, puede ayudarnos a entender más sobre la esquizofrenia. Pero antes, entender estas experiencias puede ser clave.

Varios investigadores de la Universidad de Durham han querido tener más información sobre las experiencias auditivas de aquellos que se autodenominan médiums en comparación con la población general. Para ello, han realizado 65 encuestas a clariaudientes y otras 143 a personas que no son espiritistas. La revista científica Mental Health, Religion and Culture ha publicado los resultados. Pero hará falta aún mucha más investigación sobre este tema antes de tener una respuesta clara. Esto solo es el principio de esta búsqueda.

Las conclusiones del estudio sobre espiritistas

Gracias a estos cuestionarios, los científicos han podido sacar varias conclusiones. En primer lugar, que los que dicen escuchar a los muertos son más propensos a la absorción. Este es "un rasgo vinculado a la inmersión en actividades mentales o imaginativas o la exposición de estados alterados de conciencia", indican los investigadores. También explican que los fenómenos auditivos ocurren desde muy pronto en la vida de los clariaudientes y que estas personas llegan hasta el espiritismo buscando respuestas sobre qué les ha pasado. Es decir, tratando de entender esas experiencias auditivas que tienen.

La edad media a la que los espiritistas empiezan a escuchan voces es de 21,7 años. No obstante, el 18% de ellos comentan que escuchan a los muertos desde que pueden recordar. Por otra parte, una gran mayoría de ellos, el 71%, entró en el espiritismo después de sus primeras experiencias auditivas. Es decir, que fueron las propias experiencias las que les acercaron al espiritismo. No hay que olvidar que se trata de un "movimiento religioso que se basa en la idea de que las almas humanas continúan existiendo después de la muerte y se comunican con los vivos" a través de personas que les pueden escuchar, como los médium.

Experiencias cotidianas

"Nuestros hallazgos dicen mucho sobre aprender y anhelar. Para nuestros participantes, los principios del espiritismo parecen dar sentido tanto a las experiencias extraordinarias de la infancia como a los frecuentes fenómenos auditivos que experimentan como médiums practicantes", explicó el doctor Adam Powell, autor principal e investigador del proyecto Hearing the Voice de la Universidad de Durham. "Pero todas esas experiencias pueden ser el resultado de tener ciertas tendencias o habilidades tempranas más que de simplemente creer en la posibilidad de contactar a los muertos si uno se esfuerza lo suficiente".

La investigación incluyó descripciones "detalladas" de cómo estas personas experimentan las voces. De hecho, el 44,6% de los clariaudientes informaron escuchar voces de muertos a diario. Mientras que el 33,8% informó haber tenido una experiencia en el último día. Mientras que el 79% afirmó que las experiencias de comunicación espiritual auditiva eran "parte de su vida cotidiana" y que daba igual el lugar y con quién se encontraran.

Tanto los altos niveles de absorción como la propensión a tales fenómenos auditivos se vincularon a informes de comunicaciones clariaudientes más frecuentes, según los hallazgos. "Para la población en general, la absorción se asoció con niveles de creencia en lo paranormal, pero no hubo un vínculo significativo entre la creencia y la propensión a las alucinaciones", señala la investigación. Además, estas personas tienden a darle menos importancia a lo que opinen los demás sobre ellos.

Clariaudiencia versus esquizofrenia

De las personas que afirmaron escuchar a los muertos en este estudio, el 65,1% explicaron que las voces suenan dentro de su cabeza frente al 31,7% que dice que vienen tanto del interior como del exterior de su cabeza. Escuchar voces, como decíamos, suele estar asociado con ciertas enfermedades o trastornos mentales, como puede ser la esquizofrenia. Por eso es tan importante entender las diferencias (y similitudes) entre las personas que dicen escuchar a los muertos y los que padecen esquizofrenia.

"Los espiritistas tienden a informar sobre experiencias auditivas inusuales que son positivas, comienzan temprano en la vida y que a menudo son capaces de controlar", indica el doctor Peter Moseley, coautor del estudio en la Universidad de Northumbria. "Comprender cómo se desarrollan es importante porque podría ayudarnos a comprender más acerca de las experiencias angustiantes o no controlables de escuchar voces también", como las de la esquizofrenia.

En definitiva, aunque la muestra del estudio no es lo suficientemente amplia y se tendrán que seguir realizando estudios; ahora tenemos un poco más de información sobre los espiritistas que dicen escuchar a los muertos. Sabemos que en su mayoría llegan hasta este movimiento religioso tras su primera experiencia. Y que escuchar voces, a diferencia de la que tienen las personas con esquizofrenia, suele ser una experiencia positiva para ellos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.