Parecía que no iba a volver a la vida, pero Parler está dando pequeños pasos para su retorno. Este mismo domingo, la web de la red social apuntaba un cambio. Pasó de llevar a cuestas su "error de conexión" como consecuencia de su eliminación en la plataforma de alojamiento de Amazon a publicar una imagen de "dificultades técnicas" con un mensaje para sus seguidores.

Es un cambio significativo para la red social que más polémicas ha arrastrado desde el asalto al Capitolio de los Estados Unidos. Cuando Twitter decidió borrar la cuenta de Donald Trump por lo que consideraban una incitación a la violencia, la masa de seguidores del Presidente migró e incentivó el uso de la plataforma alternativa. La misma que venían usando desde hacía meses como respuesta a los vetos de Twitter a los comentarios de Trump.

Conocida por permitir cualquier tipo de comentario dentro de su plataforma, Parler se puso entonces en el visor de las grandes tecnológicas. Google y Apple anunciaron la eliminación de la red social de sus tiendas. Amazon llegó un poco más lejos y decidió que Parler no podía usar sus servicios de alojamiento. Según la compañía de Bezos, la red social había incumplido los términos y condiciones de su servicio. Por lo que la eliminación no respondía a una limitación de la libertad de expresión.

Comenzó entonces una travesía por el desierto para el fundador de Parler, John Matze. Con la situación política y social planteada en Estados Unidos, ningún servicio de hosting quería ponerse en primera línea de la opinión pública y relacionarse con la ultraderecha y la conspiración de Parler. El propio fundador aseguraba en una entrevista a Reuters que veía complicado encontrar un proveedor en esas circunstancias. Y, de seguir así, quizá Parler no podría volver.

Ahora, y según adelantaba CNN, Parler ha encontrado un nuevo colaborador. La red social ya se encuentra alojada en Epik, servidores que también acogen a Gab y 8Chan, otros foros de extrema derecha relacionados estrechamente con la empresa de Matze.

De momento, la red social no ha dado señales de actividad en lo que a los usuarios respecta, pero siguen trabajando en ello. Según el propio Matze, la compañía estaba preparada para un movimiento de este tipo contra su actividad, por lo que teniendo alojamiento es de esperar que no tarde en volver a la vida.

Mientras, Parler aprovecha su anuncio de "error" –un símil a estamos trabajando para volver– para mandar un mensaje al ´publico:

"Ahora parece el momento adecuado para recordarles a todos, tanto a los amantes como a los que odian, por qué comenzamos esta plataforma. Creemos que la privacidad es primordial y la libertad de expresión esencial, especialmente en las redes sociales. Nuestro objetivo siempre ha sido proporcionar un espacio público no partidista donde las personas puedan disfrutar y ejercer sus derechos sobre ambos. Resolveremos cualquier desafío que tengamos ante nosotros y planeamos darles la bienvenida a todos pronto. ¡No dejaremos que perezca el discurso civil!"

En otras palabras, queda Parler para rato.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.