Aunque se ha visto eclipsada por el asalto al Capitolio de Estados Unidos, una de las mayores noticias de esta semana es sin duda la de la nieve en Madrid. No es la primera vez que los madrileños ven su ciudad cubrirse de un manto blanco. Pero hacía mucho tiempo que el manto no era tan espeso ni la nevada tan duradera.

Ya lo avisaba la Agencia Estatal de Meteorología en los últimos días. La borrasca Filomena podría dejar desde el Día de Reyes y hasta el sábado más de 20 centímetros de nieve en la provincia de la capital de España. De momento, la predicción podría estar en lo correcto, para regocijo de los amantes de este fenómeno meteorológico y desdicha de sus detractores. Además, parece ser que en el fin de semana irá a más. ¿Pero es la mayor nevada de la historia de Madrid o las ha habido más grandes? Veamos cuáles fueron algunas de las más intensas.

Los 15 centímetros de nieve en Madrid en 2009

La nieve en Madrid no había caído tan intensamente desde 2009. Aquel año, una gran borrasca mediterránea dejó temperaturas de -3ºC y una intensa nevada, con capas de 15 centímetros. Ocurrió el 9 de enero. La borrasca entró por el este, por lo que el Sistema Central funcionó como muro de contención, reteniendo la nieve durante dos días en la capital, así como en otros puntos del sur, el sureste y el centro de la provincia.

Fue un día entrañable para muchos, por su rareza y la belleza de las estampas que dejaba, pero también generó bastantes problemas de tráfico.

Una estampa casi navideña en febrero de 2005

Otro de los grandes episodios de nieve en Madrid fue el que tuvo lugar el 23 de febrero de 2005, según cuentan desde Meteored.

Todavía de madrugada los copos comenzaron a caer sobre buena parte de la provincia y continuaron durante todo el día, aunque solo “cuajaron” homogéneamente a 800 metros de altura. En algunas localidades por encima, como Collado Villaba, llegaron a acumularse 25 centímetros de nieve. En la capital, en cambio, solo permaneció en las zonas más sombrías.

Tres nevadas en 1984

Desde luego, 1984 fue un año intenso en lo que respecta a la nieve en Madrid. Los inicios del invierno fueron bastante tranquilos. Parecía que no iba a caer ni un copo, pero finalmente estos acabaron haciendo acto de presencia el 28 de febrero. Esta vez nevó con intensidad en la capital, donde llegaron a contarse hasta 15 centímetros de nieve en algunos barrios. Ocurrió la madrugada del 27 al 28. En los días posteriores no nevó, pero las bajas temperaturas permitieron que la nieve permaneciera en puntos de sombra hasta una semana.

Finalizado esto, los madrileños se preparaban para recibir la primavera cuando la meteorología les dio una nueva sorpresa. Fue el 13 de marzo. En realidad se trató de un chubasco, acompañado de algunos copos, que permaneció poco tiempo en el suelo. Pero sí fue suficiente para demostrar que ese año el invierno se resistiría a marcharse. Al día siguiente cayó otra nevada similar, incluso un poco más intensa. Dos meses después, el 2 de mayo, las calles madrileñas volvieron a pintarse de blanco, aunque esta vez no fue nieve, sino granizo.

Nieve en Madrid en la primavera de 1982

La de 1982 no fue una de las más grandes nevadas de la historia de la capital de España. Sin embargo, será muy recordada por quiénes la vivieron, pues esta vez la nieve en Madrid hizo su acto de presencia en primavera, concretamente el 31 de marzo.

Nieve intensa en 1981

El 12 de febrero en 1981 la nieve en Madrid alcanzó los 6 centímetros de espesor. No fue la mayor nevada, pero destacó por su intensidad, pues alcanzó esa cifra en muy poco tiempo, debido a la intensidad con la que los copos caían sobre la ciudad.

Blanca Navidad en 1977

El 28 de diciembre comenzaron a verse los primeros copos de nieve en Madrid, aunque aquel día no cuajó. Quizás los habitantes de la capital pensaron que se habían perdido la oportunidad de tener una verdadera estampa navideña durante las fiestas, pero finalmente fue posible. Solo tuvieron que esperar hasta el día siguiente. Aquel 29 de diciembre en algunos puntos llegaron a acumularse 22 centímetros de espesor, convirtiéndose así en la nevada más intensa de las últimas décadas.

1971, el año de las cinco nevadas

La nieve en Madrid en 1971 empezó pronto, el 17 de enero. Aquel día, se produjo una nevada intensa, que acumuló 4 centímetros a gran velocidad. Por desgracia, a la misma velocidad se fue. Sin embargo, no tuvieron que esperar mucho, solo hasta el día 22, para tener otro episodio de nieve. Eso sí, fue mucho más leve, pues ni siquiera llegó a cuajar. Pero aún no había llegado la gran nevada de 1971. Esta tuvo lugar el 8 de marzo. Fue especialmente intensa por su espesor, pero sobre todo por su duración, ya que la nieve cayó sobre la ciudad durante 24 horas, prácticamente sin descanso.

10 centímetros de nieve en Madrid en 1967

Otra de las mayores nevadas registradas en el siglo XX en la capital tuvo lugar la noche del 9 al 10 de enero. Fue tal la cantidad de nieve en Madrid que se acumularon 10 centímetros y permaneció sobre las calles de la ciudad durante varios días.

Frío invierno en 1965

Aquel año fue especialmente frío, con varias nevadas, aunque la mayoría de ellas débiles. Sin embargo, el 22 de febrero la nieve en Madrid llegó a alcanzar los 8 centímetros. Eso sí, a continuación vino una lluvia intensa que “lavó” el suelo, impidiendo que las calles se mantuvieran blancas durante mucho tiempo.

Una nevada complicada en 1963

Febrero de 1963 llegó a la capital acompañado de intensas nevadas. La primera, algo más débil, tuvo lugar el mismo día 1. Ya entonces se acumularon 8 centímetros de nieve en Madrid. Pero la cosa no había hecho más que empezar, pues tres días más tarde los copos volvieron a hacer acto de presencia, subiendo el espesor hasta los 16 centímetros.

Las temperaturas, de -10ºC, así como la falta de recursos en aquella época, dificultaron la retirada de nieve de las calles, por lo que se terminó solicitando la ayuda del ejército.

Un inicio de otoño helado en 1957

Apenas habían despedido el verano, cuando el 2 de octubre de 1957 una repentina nevada sorprendió a los madrileños.

No fue especialmente intensa, pero llamó mucho la atención, por ser la fecha más temprana de nieve en Madrid registrada hasta el momento.

30 centímetros de nieve en Madrid en 1952

En 1952, tuvo lugar una de las mayores nevadas jamás registradas en la capital. La nieve en Madrid alcanzó los 30 centímetros de espesor el 27 de enero, después de toda una noche cayendo homogéneamente.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.