Hay actores muy secundarios que, por una estupenda oportunidad en una película o una serie de éxito y su buena labor en ella, se ganan un huequecito en la memoria emocional de los espectadores. Es lo que le ocurrió a la actriz croata Mira Furlan (1955-2021), que ha muerto por complicaciones con el virus del Nilo Occidental a los sesenta y cinco años. No cabe duda de que sus papeles más reconocibles son el de la embajadora minbariana Delenn en Babylon 5 (J. Michael Straczynski, 1993-1998) y, sobre todo, Danielle Rousseau, la extraña habitante de la isla de Lost (J. J. Abrams, Damon Lindelof y Jeffrey Lieber, 2004-2010). Pero también participó en obras obras relevantes y un par que se encuentran todavía pendientes de ser estrenadas.

Por ejemplo, da vida a Ankica Vidmar en el filme Papá está en viaje de negocios (Emir Kusturica, 1985), nominada a los Oscar y triunfadora en el Festival de Cannes. Le presta su voz a Sable de Plata en la serie animada Spider-Man (Stan Lee y Steve Ditko, 1994-1998). E interpreta a Dina Risi en el episodio “South by Southwest” (6x17) de Navy: Investigación criminal (Donald P. Bellisario y Don McGill, desde 2003), a Lucija en Cirkus Columbia (Danis Tanovic, 2010), a Velida en Volver a nacer (Sergio Castellitto, 2012) o a la viajera en Una pizca de magia (John-Paul Nickel, desde 2015). Y los últimos trabajos de Mira Furlan fueron su Jovana del corto Pred nama y su Agnes del largo Burning at Both Ends (Aleksandar Adzic, Matthew Hill y Landon Johnson, 2020).

Warner Bros.