No estamos en un confinamiento como el de marzo, pero son muchas las comunidades autónomas españolas que han recomendado el autoconfinamiento. Algunas han cerrado perimetralmente los municipios, separando a cientos de parejas. Además, conocer gente o quedar para practicar sexo, como muchas personas hacían antes, se ha convertido en una hazaña peligrosa. Ocurre en España y también en otros países. Pero hay algo que el coronavirus no nos puede quitar: los vibradores. Ni los succionadores de clítoris y el resto de juguetes de este tipo. Ya eran grandes compañeros antes, pero ahora lo son aún más. Por eso, dado que es posible que muchas personas se decidan a usarlos por primera vez y otras aumenten su frecuencia, es importante aprender a optimizar su utilización. Y para ello también es muy necesario saber cómo limpiar los juguetes sexuales.

Puede parecer algo muy obvio, pero en realidad hay muchos factores a tener en cuenta.

Cómo limpiar los juguetes sexuales depende del material

Muchas de las compañías que comercializan con estos dispositivos también venden productos para limpiarlos. Sin embargo, no tienen por qué ser necesarios. Eso sí, es muy importante tener en cuenta el material, según ha explicado a Hipertextual la psicóloga, sexóloga y educadora sexual Laura Marcilla. Para limpiar los juguetes sexuales con materiales comunes, como la silicona o el plástico ABS, debe usarse agua y jabón neutro. Basta con el típico que usamos para lavarnos las manos. “Algunos juguetes incluso pueden lavarse en el lavavajillas, con un programa a no demasiada temperatura”, señala la experta. Por supuesto, esto hace referencia a aquellos que no tengan pilas o baterías que puedan estropearse en este electrodoméstico.

¿Pero qué pasa con el resto de materiales? Será importante tener en cuenta las instrucciones del fabricante. “Además, hay excepciones, como las cuerdas de cáñamo, que no se pueden lavar, ya que se pudrirían”. En ese caso, sí que es importante tener en cuenta que pueden estar en contacto con pequeñas heridas o arañazos, por lo que “no deben usarse con personas diferentes”.

En cuanto al momento en el que se deben limpiar los juguetes sexuales, Marcilla aclara que la frecuencia es clave. “Si los usamos con frecuencia, basta con usarlos justo después”, apunta. “En cambio, si hace tiempo que se utilizó por última vez también es recomendable lavarlos antes”. Esto es aplicable sobre todo a los que se usan con penetración, ya que el polvo u otras formas de suciedad acumuladas podrían causar infecciones o irritaciones.

La conservación también es importante, de látigos a vibradores

Del mismo modo que para limpiar los juguetes sexuales es importante tener en cuenta el material, es un factor que se debe contemplar para la conservación.

“Por ejemplo, los juguetes o prendas de cuero, usados en prácticas como el BDSM, deben hidratarse cada cierto tiempo”. Para ello, cuenta que se les puede aplicar un poco de crema típica de manos, para que la piel se mantenga en el mejor estado posible.

En cuanto al lugar en el que deben conservarse, la sexóloga nos ha contado que depende mucho de los gustos de cada persona. “Yo personalmente ya no guardo las cajas, porque al final ocupan mucho sitio”, narra. “La mayoría de juguetes ya traen una bolsita de satén o algún material parecido y si no es así se pueden comprar fácilmente en cualquier tienda de cosas de casa”.

Si los juguetes van con cargador se deben guardar juntos en la misma bolsa. “Es importante no cargar unos juguetes con los cargadores de otros; ya que, aunque encajen, puede que las características de la batería sean diferentes y se acabe estropeando”. Otro consejo es, si tienen pilas, guardarlos sin ellas, salvo que vaya a volver a usarse pronto.

Todo esto se debe guardar en lugares ni muy fríos ni muy cálidos, sin exposición a humedad, para maximizar su durabilidad.

Aunque cada juguete debe incluir unas especificaciones, si tenemos muchos al final puede ser un lío saber qué mantenimiento dar a cada uno. Para personas en esta situación, Laura Marcilla recomienda la Guía de materiales empleados en productos eróticos, que puede descargarse por 4 euros en el blog Mamá no Leas. “Resulta muy útil para saber cómo mantener y limpiar los juguetes sexuales cuando tienes varios”.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.