El CEO de Huaweiha tendido públicamente la mano al resto de fabricantes chinos en caso de que, en el futuro, no puedan obtener la licencia de los Google Mobile Services. Según Richard Yu, máximo responsable del área de consumo, estos podrían utilizar HarmonyOS en caso de producirse dicha situación.

Con este gesto, Huawei no solo intentaría ayudar a sus compatriotas en caso de que les afectaran las restricciones de Estados Unidos, también se beneficiaría al poder expandir su propio ecosistema en otros fabricantes. Ambas partes saldrían ganando, sí, pero lo cierto es que no es un proceso sencillo.

Actualmente Huawei está desarrollando su propio sistema operativo, tienda de aplicaciones y servicios basados en la nube para completar su ecosistema. Algo similar a lo que ofrece Apple con iCloud, sus propios dispositivos y su propio sistema operativo móvil y de escritorio.

Sistema operativo abierto y accesible

El problema vendría por el núcleo de HarmonyOS. Para que pueda ser utilizado por los demás fabricantes, el sistema operativo tendría que ser flexible para poder adoptarse a diferentes chipsets. Además de ello, el sistema operativo tendría que ser de código abierto para integrarse cómodamente en los terminales de otras compañías.

Aunque actualmente estos requisitos no son viables, aunque Huawei lo contempla de cara a un futuro muy próximo. Al menos así lo anunciaron en el pasado HDC.2020 -conferencia de Huawei para desarrolladores- mientras mostraban los avances de HarmonyOS.

Para llegar a esa expansión, Huawei no solo necesita un buen software para ganar fuerza de peso en el mercado. También necesita usuarios -muchos- y una comunidad de desarrollares que apuesten por su tienda de aplicaciones. Esto es fundamental para tener éxito en el mundo de los smartphones. Nokia o BlackBerry pueden dar fe de ello.

Haciendo honor a la verdad, el gigante chino cuenta con una buena cuota de mercado gracias a sus terminales de buena construcción y especificaciones para todo tipo de públicos. Pero actualmente se encuentran en una posición difícil sin los recursos de Google.

Consiguiendo que los demás fabricantes adopten HarmonyOS y los servicios de Huawei, la compañía generaría una comunidad considerable que incluso podría variar la adopción de Android en el mercado chino. Sí, son palabras mayores, pero no imposible a medio o largo plazo. La estrategia de Huawei es silenciosa, pero avanza a pasos agigantados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.