El último golpe de Estados Unidos contra Huawei ha resultado en un revocación de todas las licencias de sus proveedores clave, entre ellas Intel y Qualcomm. No solo eso, la administración del todavía presidente Donald Trump, denegará las solicitudes pendientes de aprobación.

Según apunta Reuters, actualmente existen unas 150 solicitudes para colaborar con Huawei. Según las últimas informaciones, todas ellas serán declinadas, imposibilitando cualquier tipo de relación comercial con la compañía china.

Hasta ahora, la administración de Donald Trump ofrecía un permiso especial. Esto permitía ciertas relaciones comerciales entre empresas de ambos países. Este acuerdo era firme siempre y cuando estas no estuvieran relacionadas con la tecnología 5G de Huawei. Los mayores acuerdos residían en las empresas dedicadas a los semiconductores.

Con las nuevas medidas adoptadas, Estados Unidos no solo rechazará cualquier solicitud de colaboración con la compañía china, también limitará la expansión de las empresas que tenían un acuerdo con el gigante chino. A partir de ahora, ninguna podrá establecer acuerdos comerciales, ni siquiera con excepciones.

Aun así, el gobierno estadounidense ofrece un proceso de apelación para aquellas empresas a las que se le ha denegado la solicitud de colaboración. Esta apelación tendrá que ser respondida en un plazo inferior de 20 días desde la fecha de notificación. Si estas deciden apelar, el Departamento de Comercio tendrá hasta 45 días para responder a la solicitud.

Estados Unidos sigue presionando a Huawei

La guerra comercial entre Estados Unidos y Huawei comenzó hace unos años. La administración de Trump prohibió cualquier relación con Huawei por supuestos casos de espionaje del gobierno chino. Esto no solo provocó una fractura comercial entre ambos países, también una perdida económica importante en las empresas que mantenían acuerdos.

Huawei, por su parte niega todas las acusaciones de Estados Unidos referente al supuesto espionaje. Para evitar mayores daños, Huawei decidió vender su filial Honor para poder seguir operando con empresas de Estados Unidos, entre ellas, Google y su sistema operativo Android.

Una de las últimas empresas salpicada por las restricciones estadounidenses fue Xiaomi, aunque en menor medida. Casualmente, antes de que Xiaomi fuese añadida en una de las listas negras de Estados Unidos, Huawei le tendió la mano con su sistema operativo HarmonyOS.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.