El cierre de Parler sigue dando de qué hablar. Antes de que Amazon retirase el soporte de sus servidores a la red social de extrema derecha, los hackers se hicieron con muchos datos subidos a la red. Tanto de forma legal, accediendo al contenido visible, como a través de un descarga masiva de su base de datos.

Parler, junto con los grupos de Facebook y Gab, ha tenido un protagonismo muy importante en el asalto al Capitolio, por ser parte de los vehículos sociales en los que se organizaron los seguidores de extrema derecha pro Trump para asaltar la sede de la soberanía estadounidense.

Los analistas ya se han puesto a echar un vistazo a los datos disponibles, y lo cierto es que el contenido está siendo revelador para comprobar el comportamiento de sus usuarios y, sobre todo, la gravedad de los hechos rodean a la prohibición de la red social.

Los datos de Parler muestran los profundo que penetraron los asaltantes

Uno de los metadatos más reveladores de Parler son los de localización de sus usuarios durante el asalto al Capitolio. Gizmodo ha mapeado casi 70.000 puntos de GPS extraídos de publicaciones en Parler publicados el 6 de enero cerca del Capitolio.

Los datos muestran cómo los usuarios de Parler estuvieron publicando en la red social durante todo el día, documentando, con sus perfiles personales, la marcha desde el National Mall hasta Capitol Hill, donde se produjo uno de los asaltos más violentos en 200 años:

Imagen: Dhruv Mehrota / Gizmodo

La imagen de los datos geolocalizados dan una idea de los profundo y grave que fue el asalto al Capitolio. Lógicamente, se trata de coordinadas GPS que no revelan en qué pisos se encontraban los asaltantes. Además, como bien apuntan en Gizmodo, los datos solo incluyen a los usuarios de Parler que publicaron vídeos tomados el 6 de enero. Los datos tienen un margen de error aproximado de 11 metros, propio del GPS.

Un asalto a todo Washington D.C.

El otro mapa que ha elaborado el medio tiene que ver con la ruta que siguieron los manifestantes y asaltantes a lo largo de todo Washington D.C., desde el sitio del discurso de Donald Trump y hasta el edificio del Capitolio de los Estados Unidos, en el que se produjo el asalto:

Imagen: Dhruv Mehrota / Gizmodo

Los datos pueden ayudan al FBI y el resto de agencias a determinar cómo se produjo el asalto, la gravedad de este y, sobre todo, a identificar a los asaltantes que todavía están pendientes de ser arrestados. La base datos de de Parler fue obtenida por un hacker identificado por su nombre de usuario de Twitter, @donk_enby, y rápidamente corrió como la pólvora en la red.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.