Equinox
– Ene 6, 2021, 11:01 (CET)

Crítica de ‘Equinox’: la sorprendente serie danesa de Netflix no es ‘Dark’, pero no lo necesita

Netflix estrenó 'Equinox' en su plataforma. Aquí repasamos lo que nos ha parecido esta serie danesa llamada la nueva 'Dark'. Sin spoilers.

El pasado 30 de diciembre de 2020, se estrenó en Netflix la serie Equinox, de la creadora Tea Lindeburg. Desde que fue anunciada esta serie se le comenzó a llamar "la nueva Dark", un tanto por su atmósfera de suspenso, el caso principal de la trama: una desaparición misteriosa, y por estar ubicada en un país europeo, en este caso en Dinamarca.

Vale la pena recalcar que Equinox está hecha sin la fórmula estadounidense de hacer televisión. Se adentra en una historia densa y extraña en parajes pocas veces representados, al menos no en las producciones que generalmente consumimos. Sin duda, Netflix quiere emular el gran éxito de Dark con esa estrategia de lanzar producciones internacionales que ha funcionado tan bien. Será difícil alcanzar a una serie como Dark, sin embargo, Equinox tiene lo suyo propio. Aquí hablaremos de lo que nos ha parecido esta entrega, sin spoilers.

'Equinox' no es 'Dark', pero no lo necesita

Tea Lindeburg realizó Equinox a partir de su exitoso podcast llamado Equinox 1985. Lo que presenta en la serie esta directora, guionista y diseñadora danesa es un gran material, con grandes momentos y mucho misterio sobrenatural. Y es aquí en donde Equinox toma su propia ruta, pues a diferencia de Dark su trama transita lo sobrenatural y no la ciencia ficción.

Podemos dejar las constantes comparaciones con la serie alemana, Equinox es muy distinta a ella. Y aunque sí nos remite en cierto sentido a Dark, lo más justo sería disfrutarla sin dicha referencia. En realidad, Equinox tiene su propio encanto y, dicho sea de paso, sus propios problemas. Pues aunque es una miniserie de gran calidad, con momentos de gran drama y misterio sorprendente, lo cierto es que se tropieza en algunos momentos y no mantiene todo el tiempo su solidez.

Personajes atrayentes, actuaciones de gran calidad

Equinox

El misterio que mantiene Equinox es muy interesante. Tal como lo habíamos anticipado con la información de los avances y la sinopsis de esta serie danesa, la historia va de la extraña desaparición de un grupo de estudiantes. Así como de la búsqueda que la hermana de una de las desaparecidas inicia a partir de una extraña llamada. Por tal motivo seguimos la investigación de Astrid, interpretada por una magnífica Danica Curcic, quien poco a poco va desvelando los misterios que encierran la desaparición de su hermana Ida (Karoline Hamm) y sus compañeros de bachiller.

Sin dudas podemos decir que los personajes y las actuaciones son magníficas. Acostumbrados como podemos estar de las series estadounidenses, las caracterizaciones y los ambientes de los personajes de Equinox nos sorprenden por su crudeza y su naturalidad. La dirección y la apariencia de los actores en general son un punto magnífico en la serie. Se disfrutan a cuadro, así como los localizaciones en donde se desarrollan las historias.

Quizá uno de los puntos más débiles de Equinox es la decisión de mostrar al espectador la historia de Ida como un hilo independiente. Es decir que siempre vamos sabiendo más que la propia Astrid, quien en su investigación va encontrando pistas que nosotros como espectadores ya sabemos de qué van. Así que por momentos sus descubrimientos no nos sorprenden y se debilita el factor misterio-hallazgo. Sin embargo, a pesar de esto, la historia de la propia Ida es fascinante en muchos sentidos.

'Equinox', una serie sorprendente

Con todo y lo que señalamos como punto débil, la historia de Equinox y la revelación del misterio nos deja un sabor desolador y lleno de preguntas. Por otro lado, aunque la serie se ha promocionado como una miniserie sí que deja abierta la puerta para, por lo menos, otra temporada, aunque tendría que ser en un formato totalmente distinta a la primera entrega. Ya veremos si su éxito da para otra o si nos dejará varados en el misterio, lo cual sería bastante interesante en una época en la que las series se estiran a la mínima oportunidad.

Podemos concluir que, sin lugar a dudas, Equinox merece mucho la pena. Que tiene una historia intrincada y sobrenatural que nos erizará la piel en muchos momentos. Con escenas memorables de rituales paganos y, por qué no, malignos, nos deja en un limbo oscuro y vacío. Nos habla, además, de la soledad que se vive desde la incomprensión, la ansiedad, las obsesiones y hasta toca de manera entrañable y dolorosa temas de salud mental que bien podría ser la clave para entender la serie de otra forma completamente diferente.

Equinox ya está disponible para todos los suscriptores de Netflix. Su primera, y tal vez única, temporada cuenta con 6 episodios.