Tras el reciente reporte de Reuters que anticipó que el coche eléctrico de Apple entraría en producción en 2024, ahora Mark Gurman, periodista de Bloomberg y una de las fuentes más confiables en lo que se refiere a futuros productos de la manzana, aporta nuevos datos sobre el proyecto.

Sin embargo, su información contrasta hasta cierto punto con la primera fuente citada. El periodista afirma que, si bien Apple sí se encuentra trabajando en un vehículo propio, su desarrollo se encuentra apenas en una etapa inicial. Por consiguiente, el vehículo llegaría en cinco años, como muy pronto.

Gurman explica que la pandemia ha dificultado el trabajo de los equipos involucrados en el coche eléctrico de Apple. Y es que la mayoría trabaja desde casa o, en el mejor de los casos, en jornadas limitadas en las oficinas. Resalta, además, que el objetivo de Apple se ha vuelto más ambicioso con el paso del tiempo, tal y como mencionaba Reuters el pasado diciembre.

Apple avanza hacia el diseño exterior e interior del coche

Anteriormente, en Apple solo estaban centrados en un sistema de conducción autónoma. No obstante, últimamente avanzaron en el diseño de carrocerías, así como en el aspecto exterior e interior del coche. Eso sí, por ahora no han llegado a una propuesta final. Aunado a lo anterior, los de Cupertino han estado contratando a más empleados para sumarlos a la iniciativa. Ojo, porque algunos de ellos abandonaron las filas de Tesla.

Es el caso de Steve MacManus, ex vicepresidente de ingeniería de Tesla que ahora lidera al equipo responsable del interior del coche. Por su parte, Jonathan Sive, antiguo ingeniero de Tesla, Waymo y BMW, es el nuevo gerente senior del proyecto. Otros que recientemente se unieron al desarrollo del «Apple Car» son Michael Schwekutsch y Stuart Bowers. Ambos fueron vicepresidentes de la automotriz eléctrica dirigida por Elon Musk.

En total son docenas de ingenieros involucrados en el vehículo. Algunos están dedicados específicamente al hardware, mientras que otros se especializan en el desarrollo de software para sistemas de conducción autónoma. Este último es importante, ya que Apple no quiere recurrir a una tecnología de terceros para que el vehículo tenga la capacidad de conducirse solo. Los de Cupertino están dedicando esfuerzos y recursos en crear todo un sistema autónomo que involucra sus propios sensores, procesadores y software.

Vehículo de pruebas de Apple

El trabajo se intensifica en otras áreas

Bloomberg indica que, ahora mismo, se desconoce quién será el socio de Apple que producirá el coche eléctrico. Sobre la mesa ponen el nombre de Magna International Inc., un fabricante automotriz que trabajó con Apple hace más de cinco años y que está en la lista de posibles opciones. ¿Qué hacía la empresa californiana con un productor de autos? Según el mencionado medio, el proyecto del «Apple Car» comenzó en 2014. Lo interesante es que cambiaron su alcance con el paso de los años.

En meses recientes, las ofertas de trabajo de Apple dejaron entrever que el vehículo está avanzando hacia otras áreas más allá del look y de la conducción autónoma. Bloomberg especifica vacantes para expertos en «controladores de audio, sintonizadores, altavoces, micrófonos, cables de bus, fuentes de alimentación, comunicación inalámbrica y antenas». De igual manera se mencionan especialistas en iluminación LED y baterías de alto voltaje. Reuters dijo en su reporte que Apple integraría su propia tecnología avanzada de baterías con diseño de monocelda.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.