El iPad ofrece muchas posibilidades, tanto para la productividad como para el ocio. Una de las funciones que quizás sea algo más desconocida, y a la vez práctica, es la de poder usar el iPad como monitor externo para el Mac.

Actualmente tenemos dos opciones, la oficial de Apple con Sidecar o la veterana Luna Display. Ambas ofrecen particularidades que podrían ayudarnos en nuestro propósito dependiendo de las necesidades.

Esto no quiere decir que podamos conectar el iPad al Mac y automáticamente y tener una visión de nuestro Mac en el iPad. Hay ciertos matices y restricciones que debemos tener en cuenta antes para obtener una buena experiencia de usuario.

Sidecar desde macOS Big Sur o macOS Catalina

Sidecar es una funcionalidad de macOS incorporada a partir de macOS Catalina. Nos permite expandir o duplicar la pantalla de nuestro Mac directamente en el iPad tanto de manera inalámbrica como por cable.

Hay que añadir que esta funcionalidad solo funcionará si los dispositivos están enlazadas en la misma cuenta de iCloud. Es decir, no puedes usar Sidecar con un Mac y un iPad que tengan cuentas diferentes.

Si decidimos utilizar Sidecar de manera inalámbrica, debemos tener en cuenta que el Mac y el iPad tienen que estar a una distancia inferior a 10 metros. Además de la funcionalidad Handoff, Wi-Fi y Bluetooth activadas tanto en el Mac o como en el iPad.

macOS Big Sur

Sí disponemos de un Mac compatible y el sistema operativo macOS Big Sur, simplemente debemos acceder a la pantalla del Centro de control desde la barra de menús y elegir nuestro iPad. Automáticamente la imagen se extenderá a nuestro iPad.

En el caso de que no se active, podemos recurrir a la siguiente ruta, donde además tendremos una serie de ajustes como mostrar la Touch Bar o la doble pulsación con el Apple Pencil.

  • Entrar en el menú Apple  (parte superior izquierda)
  • Preferencias del Sistema
  • Pulsar en Sidecar

macOS Catalina

Si estamos en la versión macOS Catalina, el proceso es algo diferente. En este caso, tendremos que pulsar el icono AirPlay desde la barra de menús y elegir nuestro iPad. En caso de que no aparezca la opción, tendremos que seguir la siguiente ruta desde el Mac.

  • Entrar en el menú Apple  (parte superior izquierda)
  • Preferencias del Sistema
  • Pulsar en Pantallas
  • Seleccionar Mostrar las opciones de duplicación disponibles en la barra de menús

Requisitos mínimos del Mac y iPad

Para poder utilizar Sidecar en macOS Catalina o una versión superior, nuestros equipos deben reunir unos requisitos mínimos. Los Mac compatibles son los siguientes:

Mac Modelo
MacBook Pro 2016 en adelante
MacBook 2016 en adelante
MacBook Air 2018 en adelante
iMac 2017 en adelante
iMac Retina 5K 2015 en adelante
iMac Pro Todas las versiones
Mac mini 2018 en adelante
Mac Pro 2019 en adelante

En el caso del iPad, prácticamente todas las versiones son compatibles con Sidecar.

iPad Versión
iPad Pro Todas las versiones
iPad Sexta generación o anteriores
iPad mini Quinta generación o anteriores
iPad Air Tercera generación o anteriores

Conectar el iPad través de Luna Display

Si nuestro Mac o no es compatible con la funcionalidad de Sidecar tenemos una alternativa con Luna Display. Esta opción es muy interesante porque no solo nos permitirá utilizar nuestro iPad como pantalla externa, también la funcionalidad multitáctil.

Gracias a esto, podemos interactuar con nuestra mano sin necesidad de usar exclusivamente el ratón. En esta ocasión necesitamos un dispositivo externo que se conecta en el Mac a través del puerto USB-C o Mini DisplayPort.

Simplemente tenemos que conectar Luna Display en nuestro Mac y descargar una aplicación desarrollada por ellos mismos. En el iPad debemos instalar también la app Luna Display a través de la App Store. Ambas pantallas nos guiarán en un breve proceso para enlazar ambos dispositivos.

Tiene un coste de unos 70 euros aproximadamente -dependiendo de la oferta vigente-. LunaDisplay nos permite expandir o duplicar la pantalla del Mac vía Wi-Fi o con cable.

Requisitos mínimos

Prácticamente cualquier Mac del 2012 en adelante es compatible con Luna Display. Cualquiera que pueda usar macOS 10.10 -Yosemite- o posterior, funcionará correctamente.

Mac Modelo
MacBook Pro 2012 en adelante
MacBook 2016 en adelante
MacBook Air 2012 en adelante
iMac 2012 en adelante
iMac Pro Todas las versiones
Mac mini 2012 en adelante
Mac Pro 2013 en adelante

En el caso del iPad, este debe contar con una versión de iOS 9.1 o superior.

iPad Versión
iPad Pro 2016 o posteriores
iPad 2017 o posteriores
iPad mini 2 2013 o posteriores
iPad Air 2013 o posteriores

Mac mini con iPad como pantalla de apoyo

Una de las funciones más interesantes de usar el iPad como pantalla externa, es usarlas en aquellos equipos que no cuentan con una pantalla integrada, como puede ser el caso el Mac mini. Aunque a priori puede parecer una solución inmediata, lo cierto es que no lo es por un simple hecho de que necesitamos iniciar sesión en el Mac. Es decir, no podemos conectar Luna Display en el puerto USB-C del Mac mini y que transmita la imagen automáticamente.

Pero sí que podemos activarlo una vez que hemos iniciado la sesión en nuestro Mac, enlazar nuestro iPad y movernos por las estancias de nuestro hogar u oficina. De este modo, aunque bloqueemos la sesión, la pantalla siempre seguirá activa en el iPad excepto cuando reiniciemos el Mac o lo apaguemos por completo.

Aunque sea una solución a medias, nos dará la versatilidad de trabajar en nuestro Mac en lugares dinámicos, siempre y cuando la conexión sea estable. En el caso de Luna Display, estará operativo siempre que estemos enlazados a la misma red Wi-Fi. Por contra, con Sidecar estamos limitados a una distancia no superior a 10 metros.

Accesorios para iPad recomendados

Usar el iPad como un monitor extendido o incluso como principal de nuestro Mac tiene muchas ventajas. Podemos trabajar en un entorno macOS desde prácticamente cualquier lugar de la oficina o de nuestra casa.

Gracias a que utilizar el iPad como pantalla externa del Mac nos ofrece un mayor abanico de movimiento, podemos mejorar la experiencia con estos accesorios.

Estos accesorios nos permiten usar el iPad emulando a un equipo de escritorio como puede ser el iMac o el MacBook Pro, tanto expandiendo la pantalla de escritorio como usándola como pantalla principal.