El posible desarrollo de un vehículo eléctrico y autónomo de Apple sigue arrojando nuevos detalles del gran interés por parte de la compañía liderada por Tim Cook. Tras una montaña rusa de diferentes enfoques, finalmente el vehículo pasará de ser un proyecto a una realidad en algún momento de esta década. Uno de los últimos movimientos relacionados con el “Proyecto Titán” tuvo que ver con Canoo.

Así lo afirma TheVerge tras obtener una información exclusiva sobre diferentes reuniones de máxima discreción con la startup Canoo durante el 2020. Finalmente las conversaciones se enfriaron por diferencias de intereses en ambas partes.

Canoo estaría más interesada en una fuerte inversión o adquisición por parte de los californianos. Este conflicto de intereses acabó finalmente con las conversaciones iniciales en las que se motivó el interés de Apple hacia el fabricante Hyundai como socio prioritario, para el desarrollo de su futuro y previsible vehículo eléctrico y autónomo.

TheVerge contactó con Tony Aquila, presidente ejecutivo de Canoo, que no desmintió la noticia. Sí dejó claro que la empresa no comentaba abiertamente las discusiones estratégicas, relaciones o asociaciones a menos de que se considerara apropiado. Canoo continuó las conversaciones con otras empresas interesadas en su tecnología, pero el deseo de la startup reside en poder conseguir alisarse con una gran corporación en lugar de varias con menor presencia.

El interés de Apple hacia Canoo como socio para su apuesta de vehículos eléctricos

Canoo está enfocada al desarrollo de vehículos eléctricos a través de una plataforma escalable y modular, muy diferente a lo que suelen ofrecer las actuales empresas del sector. Gracias a este tipo de diseño y montaje, se consigue una mayor flexibilidad en el diseño final, pudiendo ser modificado sin demasiadas dificultades. Esto ofrece múltiples ventajas. Y no solo en la producción, también en las modificaciones que pudiesen surgir en algún momento de determinado del montaje.

Gracias a este tipo de diseño escalable, es posible añadir mejores baterías, motores y carrocerías sin afectar a la producción. Otro punto destacable y diferencial es la electrónica usada en el desarrollo de vehículos eléctricos. Canoo apuesta fuertemente por ella dejando un margen muy amplio para mejorar el sistema y poder integrar la tecnología propietaria de un fabricante particular.

A pesar de las bondades que ofrece la starup, finalmente las conversaciones con Apple se detuvieron y Canoo tuvo que aceptar varias inversiones privadas para seguir desarrollando su modelo de negocio. Actualmente Canoo se encuentra en conversaciones con otras grandes empresas para seguir desarrollando su tecnología y ofrecer su experiencia en sus propios productos comerciales.