Tesla es el fabricante de coches más valorado del mundo, y no solo por la imagen pública que proyecta. A pesar de que la compañía es un éxito en sí misma, no se cierra a forjar fusiones con otros fabricantes de automóviles si se diese un caso en el que aparecen sinergias suficientes para que ambas generasen una propuesta de valor significativa.

Así lo ha dejado entrever su CEO, Elon Musk, que al ser preguntado por Mathias Döpfner, CEO de Axel Springer sobre la posibilidad de comprar o fusionarse con algún fabricante de automóviles existente:

Definitivamente no vamos a lanzar una adquisición hostil, pero si alguien dijera que sería una buena idea fusionarse con Tesla, tendríamos esta conversación.

No se trata de una opción determinada en los que adquirir o a fusionarse con una compañía concreta de autóviles, pero el CEO de Tesla ha dejado la puerta abierta a estudiar posibles movimiento en este sentido si se diesen las condiciones específicas para ello. Lo que sí a dejado claro es que por ahora la compañía no tiene planes de realizar un operación de compra hostil contra ningún fabricante de coches.

Es un movimiento lógico en tanto los procesos de Tesla difieren actualmente de los estandarizados en la industria del coche tradicional, que pese a que ha experimentando una consolidación sin precedentes en las últimas décadas, con grandes grupos fusionado, todavía está detrás de la compañía de Musk en cuanto a innovación y cultura se refiere, por lo que no sería lógico a día Tesla comprase de forma hostil a un competidor que encaja con la filosofía actual del fabricante de eléctricos.

Esta es la razón principal por la que, a pesar de tener opciones para ello, Tesla no ha realizado ninguna compra de ningún fabricante de automóviles para fusionarlo a su negocio. La inmensa mayoría de sus adquisiciones recientes (que no han sido pocas) se han centrado en empresas cuyo core de negocio estaba relacionado con funciones auxiliares, sobre todo de tecnología, procesos de fabricación y talento, pero no fabricantes puros de automóviles.

Con todo, parece claro el mantra de que la industria quiere ser como Tesla, pero de momento Tesla no quiere ser como el resto de la industria del automóvil tradicional.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.