Avengers: Endgame marcó un antes y un después en el Universo Cinematográfico de Marvel, pero también, en la forma en como hasta ahora, se comprendían los films de superhéroes. Con diez años y veintitrés películas a cuestas, ha tenido muchos problemas para unir líneas narrativas y empalmar fragmentos de información que saltan de un largometraje a otro. 

Uno de esos trozos de información que deben encajar en todos los films tiene relación a las Gemas del Infinito, que incluye su origen, capacidades, propiedades y qué personaje sabe qué sobre ellas.

De modo que cuando hay un blanco argumental o el guion no resuelve de manera apropiada el tema, el efecto es muy llamativo. Un buen ejemplo es el personaje La Anciana (Tilda Swinton) en Doctor Strange. Su conocimiento sobre las Gemas del Infinito y en especial, la que tiene bajo su custodia, no parece del todo claro. Mucho menos las amenazas que le rodean.

Se trata de un planteamiento sencillo. Liderando a los hechiceros en la protección de la Tierra de amenazas místicas, ¿la Anciana no debería saber de las intenciones de Thanos o al menos prever, que antes o después, tendría que enfrentarse a una amenaza considerable cuando el Titán Loco emprendiera su búsqueda?

La Anciana: consciente del peligro, pero ausente en el Universo Cinematográfico de Marvel

El anuncio de la llegada de Thanos había sido una constante —o al menos, la insinuación de un ataque a gran escala con el personaje a la cabeza— desde Thor (2011), dirigida por Kenneth Branagh. Lo que establece que al menos, la intención y ambición de Thanos ya era conocida en algunos lugares del universo.

Por casi diez años, el personaje hizo cortas apariciones —especialmente en escenas poscréditos— que demostraron que su búsqueda de las Gemas del Infinito no era precisamente un secreto bien guardado. Entonces, ¿cómo es posible que la Anciana no lo supiera? 

Inclusive, como se mostró en Avengers: Endgame —que ofrece otro punto de vista de la batalla en Nueva York de 2012—, la Anciana también estaba luchando contra Loki y la invasión de Chitauri, pero de una manera discreta. 

Un hueco argumental profundo entre películas de Marvel

Hay varias preguntas que son imposibles no plantearse. ¿No debía la Anciana, al menos, saber que la confrontación era parte de un plan más elaborado para robar todas las gemas por parte de Thanos?

El personaje dejó claro que había recorrido “el futuro y el pasado”. Es por eso que resulta inevitable preguntarse si no incluían al menos un vistazo al entorno y al contexto de la Saga del Infinito

Al parecer la Anciana tiene datos básicos sobre lo que ocurre a su alrededor, pero no su trascendencia. Lo que sí sabe es que cinco calles más allá, Stephen Strange está haciendo una intervención quirúrgica, aún lejos de su destino. 

Lo más extravagante es que Doctor Strange deja claro en Thor: Ragnarok (2017) que Loki es parte de “una lista de criaturas que deben ser vigiladas […] su sola presencia en la Tierra es para preocuparse”. Pero esto no formaba parte de las prioridades de la Anciana. Sí, luchó contra él, pero limitándose a defender al edificio donde ella se encontraba. Además, se negó a admitir tenía información —o tal vez no la tenía—  sobre Thanos

Como se estableció en Avengers: Infinity War, Doctor Strange y Wong son conscientes de la existencia de las Gemas del Infinito. Ambos explican a Tony Stark y a Bruce Banner de dónde eran las piedras y cómo funcionan. También confiesan que custodian la Gema del Tiempo y que todo este tiempo colgó primero del pecho de la Anciana y ahora de Strange.

De modo que es factible suponer que la Anciana sabía toda esa información. Además estaba consciente que Thanos vendría antes o después a por la gema. ¿Cómo no podía saber que algo semejante estaba ocurriendo? ¿No era su deber conocer cada movimiento en torno a las piedras y el peligro que le acechaba? 

Las historias que van y vienen

Por supuesto, las inconsistencias narrativas de este nivel y profundidad, son consecuencia directa del hecho que Marvel a veces construye y narra historias de forma retroactiva. Es un recurso muy usado y criticado que en inglés se le conoce como retcon. Agregan o enmiendan datos a medida que la historia se hace más grande, más complicada o si abarca más personajes. Si a esto sumamos viajes en el tiempo, universos alternativos y todo tipo de piruetas cronológicas, es casi imposible mantener total coherencia durante tantas películas.

Si bien Kevin Feige y su equipo han dedicado muchos recursos a la construcción de universos narrativos, la percepción de las historias en forma retroactiva, de vez en cuando tendrá consecuencias como la aparente ¿amnesia? de la Anciana.

¿Qué podemos esperar de la cuarta fase del Universo Cinematográfico de Marvel, argumentalmente más compleja y con nuevos personajes? Esperemos que Feige sepa cómo unir los puntos, porque de lo contrario tendremos una buena cantidad de errores que reparar en la aún muy lejana quinta fase. 

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.