La cara oculta de la Luna es todo un misterio y las muestras traídas por China pueden ayudarnos a conocerla más. Las muestras recogidas por la Chang’e 5 ya están en la Tierra, según explica EFE. En total han traído dos kilos de muestras para su análisis.

Este 17 de diciembre a la 1:59 hora de Pekín, las muestras aterrizaban en Mongolia interior, el lugar elegido para ello. Las muestras de la cara oculta de la Luna fueron recogidas a principios de este mes por la sonda Chang’e 5 y ahora ya están listas para comenzar los análisis.

Este logro por parte de China la convierte en el tercer país en tomar muestras de la Luna. Los otros dos países fueron, por supuesto, Estados Unidos y la ahora desaparecida Unión Soviética.

«A las 01.33 (17.33 GMT del miércoles), el módulo de retorno de la Chang’e 5 entró en la atmósfera a una velocidad en torno a los 11,2 kilómetros por segundo a una altitud de 120 kilómetros sobre la superficie terrestre», según explica la Administración Nacional del Espacio de China (ANEC). Después comenzó la desaceleración.

La Chang’e 5 abrió su paracaídas a unos 10 kilómetros de la superficie, necesario para reducir la velocidad. De esta manera, la sonda aterrizó suavemente en el área de Siziwang, la provincia escogida para el aterrizaje. La ANEC añade que, una vez allí, el personal de la misión recogió la sonda. Ahora, están de camino a Pekín por vía aérea, donde se extraerán para su análisis.

Recogida de las muestras

Las muestras proceden de la cara oculta de la Luna, un lugar inexplorado en el que China puso el ojo hace tiempo. Esta sonda se hizo con las muestras de dos formas distintas el pasado 1 de diciembre.

En primer lugar, se recogieron mediante un brazo robótico que tomó las muestras de la superficie. Y, en segundo lugar, otra parte de estos dos kilos de muestras de la Luna se han recogido bajo la superficie. Un taladro perforó hasta dos metros de profundidad y ahí volvió a tomar más muestras.

Las muestras se metieron en un recipiente que se selló al vacío para que no le afectaran las condiciones externas durante el regreso a la Tierra, según informó la ANEC. Tras esto, el 3 de diciembre se puso en marcha todo para el regreso de la sonda a nuestro planeta. Se acopló con el módulo que estaba en órbita y se ha mantenido unos días esperando el mejor momento para traer las muestras a la Tierra. El viaje de regreso comenzó el pasado 13 de diciembre y ha culminado este jueves.

La misión ya ha concluido, ha sido difícil, pero la sonda ha hecho su trabajo. Pronto sabremos más sobre las muestras recogidas por Chang’e 5 de la cara oculta de la Luna. ¿Encontraremos alguna sorpresa?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.