El ordenador personal de toda la vida ha funcionado con procesadores x86 fabricados principalmente por Intel y AMD, pero en los últimos años, los procesadores ARM se han convertido en una seria alternativa gracias a su popularidad en smartphones y tablets.

Detrás de ARM hay decenas de fabricantes y proyectos tan populares como Raspbery Pi y otros. E incluso Microsoft cuenta con sus propios dispositivos Surface con procesadores ARM. El último en dar el salto ha sido Apple, que además de contar con dispositivos móviles de arquitectura ARM ahora contará con computadoras basadas en estos procesadores.

Así pues, tanto Windows como macOS corren en procesadores ARM. Pero Linux ya viene años haciéndolo. Android, por ejemplo, es el caso más conocido de sistema operativo basado en Linux que funciona en millones de dispositivos ARM. Y Raspberry Pi tiene su popular Raspbian, basado en Debian. Pero hay muchos más.

Para todos los gustos

En el portal de referencia DistroWatch podemos encontrar unas 50 distribuciones Linux compatibles con la arquitectura ARM. De ellas, algunas son muy conocidas y se encuentran entre las más descargadas debido a que en origen eran compatibles con procesadores x86 y x86-64.

En esta lista encontramos distribuciones Linux históricas de uso genérico como las siguientes:

  • Ubuntu. No necesita presentaciones.
  • Debian. Con ella empezó la popularización de las distros.
  • Fedora. La gran alternativa, basada en la comercial Red Hat.
  • openSUSE. Alemana, versión libre de la comercial SUSE.

En los últimos años, nuevos nombres se han coronado entre las distribuciones Linux más descargadas. Algunas de ellas ofrecen versión para x86 y para ARM:

  • Manjaro. Basada en Arch Linux, tiene de todo para todos.
  • Kali Linux. Antes BackTrack, está especializada en seguridad.
  • SparkyLinux. Basada en Debian, ideal para equipos antiguos. Muy ligera.
  • Q4OS. Ideal para dar el salto de Windows a Linux.

Pero la lista se amplía con otras muchas propuestas. Desde distribuciones clásicas como Gentoo, que también tiene versión ARM, enfocada a desarrolladores y gestión de redes. O ALT Linux, otra veterana made in Russia con versiones para distintos usuarios (domésticos, profesionales, servidores…).

También podemos destacar Void, un Linux independiente de uso genérico que va ganando adeptos o SliTaz, una distribución en miniatura para equipos antiguos o con hardware limitado.

Puedes ampliar esta lista con varias recomendaciones enfocadas a dispositivos Raspberry Pi con distintos usos: genérico, multimedia, videojuegos…

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.