Dispositivos como Raspberry Pi hacen posible que cualquiera pueda poner en marcha proyectos propios de “bricolaje” tecnológico. Servidores multimedia, amplificadores de señal, servidores web, impresión centralizada, seguridad doméstica… Hay un sinfín de cosas que puedes hacer con una Raspberry Pi.

Pero tan importante es el hardware como el software. Normalmente, el sistema operativo que instalamos en Raspberry Pi es Raspbian, una versión de Debian Linux que funciona sin problemas con la arquitectura Raspberry. Pero la lista es más amplia.

Con anterioridad hemos visto una selección de sistemas operativos compatibles con Raspberry Pi. Sus propios creadores recomiendan sistemas basados en Linux como Ubuntu, OSMC o LibreELEC y otros como RISC OS o incluso Windows 10 en su versión IoT Core. Encontrarás más información aquí.

A continuación organizamos y ampliamos esta lista con varias propuestas basadas también en Linux y que dotarán a tu Raspberry Pi 4 y anteriores de todas las herramientas y aplicaciones necesarias para disfrutar de cualquier tarea que te pase por la cabeza.

Sistemas operativos genéricos

Lo normal es instalar un sistema operativo que permita hacer de todo. En este sentido, junto a Raspbian tenemos más opciones a elegir, como hemos visto antes.

Ubuntu MATE es la versión más popular de Linux, adaptada para Raspberry y con escritorio MATE, es decir, un fork de GNOME 2 para equipos con pocos recursos de hardware. Por lo demás, Ubuntu MATE es totalmente funcional.

Manjaro Linux es la segunda distribución Linux más popular a día de hoy, por detrás de MX Linux. Entre sus muchos sabores, cuenta con tres versiones adaptadas para Raspberry Pi 4: una con KDE Plasma, otra en modo texto y una tercera con escritorio XFCE. Basada en Arch Linux, Manjaro es un sistema ligero, user-friendly e ideal para cualquier tarea.

Raspbian, Ubuntu MATE, Manjaro Linux y Q4OS

openSUSE es una de las distribuciones más conocidas en su versión gratuita para la comunidad. Además, destaca por su software propio de configuración como YaST. Entre sus muchas arquitecturas compatibles incluye Raspberry Pi. A partir de aquí, puedes elegir entre las distintas versiones adaptadas para Raspberry Pi 4 y anteriores: JeOS (modo texto), E20 (escritorio Enlightenment), XFCE, KDE, LXQT y X11.

Q4OS no es tan popular pero destaca por ser un sistema operativo Linux ligero e inspirado en el diseño de Windows, ideal para quienes dan el salto por primera vez. Para instalarse en Raspberry Pi cuenta con un asistente.

Centros multimedia

Una de las funciones más explotadas de Raspberry Pi es la posibilidad de convertir tu televisor en una smart TV a buen precio en la que ver contenido multimedia online u offline de mil y una fuentes. Para ello, cuentas con tres distribuciones Linux, a cada cual mejor.

OSMC es un centro multimedia basado en Kodi y que permite disfrutar de contenido online o local: vídeo, audio, imagen, streaming… Todo ello con una interfaz a la altura para encontrar servicios y contenido. Entre sus versiones disponibles, cuenta con una adaptada a la arquitectura de Raspberry Pi.

OSMC, LibreElec y KODI

LibreELEC es otro centro multimedia que también emplea Kodi y que también cuenta con el beneplácito de los creadores de Raspberry Pi. Gracias a las apps y plugins de Kodi podrás reproducir contenido local u online a placer.

Kodi es un software que convierte cualquier sistema operativo en centro multimedia. No es un sistema operativo en sí, pero puedes usarlo e instalarlo en otros sistemas operativos, como indica su página oficial.

Videojuegos

Si tu propósito es convertir tu Raspberry Pi en una consola de videojuegos retro, tal y como vimos en un artículo anterior, encontrarás varias distribuciones Linux especializadas en esta tarea, de manera que dispongas de todos los emuladores necesarios sin instalar software manualmente.

Recalbox y Lakka

Recalbox es un completo sistema Linux preparado para ejecutar ROMs de plataformas como NES, Super Nintendo, Master System, PlayStation, Genesis, Game Boy y Game Boy Advance, Atari, Nintendo 64, Game Gear, Virtual Boy, etc. Fácil de instalar y de configurar, también incluye KODI para usarlo como centro multimedia.

Lakka es otra distro Linux ligera y user-friendly con versión para ejecutar en Raspberry Pi. Basada en OpenELEC, emplea el emulador RetroArch, que recrea varias consolas de videojuegos.

Otras especialidades

Aunque esta lista podría eternizarse, y es que en DistroWatch hay más de 30 distribuciones Linux compatibles con Raspberry Pi, cerramos esta recopilación con tres opciones especializadas en tareas variadas.

Kali Linux es una distribución de la que hemos hablado con anterioridad y que sirve para tareas de seguridad y análisis forense digital. Es decir, puedes comprobar la seguridad de redes propias o ajenas, buscar vulnerabilidades, etc. Está disponible para varias plataformas. Si quieres instalarlo en Raspberry Pi deberás elegir la versión ARM y, en esa sección, elegir tu versión de Raspberry Pi.

Alpine Linux es una distro Linux especializada en hacer funciones de enrutador, cortafuegos, crear redes VPN domésticas y otros servicios de seguridad. Entre las arquitecturas compatibles, hay versiones para Raspberry Pi. Por lo demás, es una distro pequeña pero potente.

Kali Linux, Alpine Linux, Kano OS y PrimTux

Kano OS es el sistema operativo basado en Linux del proyecto Kano, un microordenador pensado para niños y jóvenes. Si bien su propósito ha cambiado con los años e incluso hoy en día es posible adquirir un PC Kano con Windows 10, sigue ofreciendo su sistema operativo Kano OS que, además, se puede instalar en Raspberry Pi. Se trata de un SO con una interfaz sencilla y aplicaciones para aprender a programar, jugar y aprender.

PrimTux es una distro Linux creada por y para educadores y maestros de escuela. Su propósito es ayudar en el ámbito educativo con una selección de apps educativas de las que ya hemos visto en el pasado. Entre las arquitecturas compatibles, tiene versión para Raspberry Pi. Por defecto está en francés pero se puede adaptar a otros idiomas.

👇 Más en Hipertextual