Los hackeos relacionados a la vacuna de la COVID-19 están lejos de llegar a su fin. La víctima más reciente es la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), la cual sufrió un ciberataque en donde agentes maliciosos accedieron a información privilegiada de la vacuna de Pfizer y BioNTech.

Por ahora los detalles son escasos. Se sabe que los hackers tuvieron acceso a documentación de la vacuna que está en proceso de autorización. La EMA confirmó el ataque y aseguró que lanzaron una investigación a fondo.

"EMA ha sido objeto de un ciberataque. La Agencia ha iniciado rápidamente una investigación completa, en estrecha cooperación con las fuerzas del orden y otras entidades pertinentes. La EMA no puede proporcionar detalles adicionales mientras la investigación está en curso. Más información estará disponible a su debido tiempo."

Al mismo tiempo, BioNTech publicó un comunicado de prensa en donde detalla lo ocurrido:

"Hoy, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) nos informó que la agencia ha sido objeto de un ciberataque y que algunos documentos relacionados con la presentación reglamentaria de Pfizer y la vacuna candidata COVID-19 de BioNTech, BNT162b2, que se ha almacenado en un Servidor de EMA, se había accedido ilegalmente."

Los hackers accedieron la información privilegiada de la vacuna de Pfizer y BioNTech para la COVID-19

De acuerdo con el documento, no hay evidencia de que se haya accedido a la información de los participantes del estudio. Un portavoz de la EMA confirmó que todos los sistemas funcionan sin problemas.

Tanto BioNtech como la EMA dijeron que ofrecerán información cuando sea el momento y obedeciendo la legislación de la Unión Europea. El hackeo a la Agencia Europea de Medicamentos no afectará el proceso de revisión y autorización de la vacuna.

La EMA es el órgano regulador responsable de aprobar la vacuna de la COVID-19 en la Unión Europea, así como también otros medicamentos e insumos médicos.

En julio de este año, EE.UU. acusó a China de acceder a datos privilegiados de investigadores estadounidenses. El FBI señaló que hackers y espías chinos intentaban hacerse con la información de la vacuna.

En el mismo mes, Rusia fue acusada por Reino Unido de intentar robar información vital sobre la vacuna y tratamiento de la COVID-19. Un grupo de hackers ligado al Gobierno ruso lanzó ataques con malware y phishing contra instituciones académicas y farmacéuticas de todo el mundo.

Hace apenas unos días IBM advirtió sobre un ciberataque dirigido a compañías involucradas en la cadena de producción de la vacuna contra la COVID-19. Nuevamente una campaña de phishing comandada por un Estado-Nación atentó contra organizaciones de la Plataforma de Optimización de Equipos de Cadena de Frío.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.