Si lo piensas, pasas horas delante del escritorio de Windows. A no ser que tengas la pantalla llena de ventanas de tus aplicaciones más usadas o el escritorio repleto de archivos, carpetas o enlaces. El caso es que el escritorio es parte importante de tu ordenador y conviene decorarlo con una imagen que te guste mirar. O al menos con un color, si te gusta el minimalismo.

Los amantes de la personalización pueden colocar fondos en Windows a partir de fotografías de gran calidad. El propio Windows 10 cuenta con fotos muy buenas e incluso puedes emplear las imágenes de Bing para decorar tu escritorio con fotografías de National Geographic.

Pero siempre podemos ir más allá en cuestión de decorar Windows, y en esta ocasión se trata de los fondos animados que propone la app gratuita Lively Wallpaper. Gratuita y de código abierto.

Fondos animados para Windows 10

Convertir un escritorio estático en uno animado. Este es el propósito de Lively Wallpaper, y para ello puedes emplear todo tipo de recursos animados. Para empezar, vídeos, gracias a que utiliza MPC y VLC.

Pero también es compatible con sitios web, con retransmisiones de vídeo por streaming, animaciones GIF o shaders. Vamos, que no tienes excusa para que Windows 10 luzca como nunca convirtiéndose realmente en una ventana al mundo.

Para ponértelo fácil, Lively Wallpaper se puede personalizar al detalle y se integra con el estilo de Windows 10. Además, es compatible con doble pantalla, monitores de distintas resoluciones y, si tu ordenador tiene recursos limitados, los fondos animados se pausarán para que puedas usar sin problemas tus aplicaciones y juegos.

Por si acaso, sus requisitos mínimos son: procesador Intel i3 o superior, 2 GB de RAM, tarjeta gráfica HD Graphics 3000 o superior, soporte para DirectX 10 y 1 GB de espacio en disco.

Animaciones para todos los gustos

Con Lively Wallpaper puedes simplemente tener de fondo un vídeo que te guste o uno en bucle con un paisaje o motivos de tu agrado. Pero puedes hacer muchas más cosas. Para empezar, aplicar filtros y efectos a los vídeos.

Por ejemplo, puedes integrar una página web animada y así mostrarla en el escritorio directamente. O en vez de usar un vídeo que guardes en tu PC, hacer uso de vídeos por streaming disponibles en plataformas como YouTube. Y qué decir de las animaciones GIF.

En definitiva, si te aburren los fondos clásicos y tu equipo lo permite, podrás disfrutar de fondos animados cada día y mejorar tu experiencia con Windows 10 haciéndolo evolucionar.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.