Llega la Navidad y de súbito todos tus programas favoritos se llenan de espíritu navideño. Los especiales para las fechas más queridas del año suelen ser una tradición de la televisión con los especiales navideños dedicados a los más pequeños.

Todos llenos de inspiradores mensajes, alegres canciones y reconciliaciones destinadas a durar hasta el siguiente capítulo. Ya es parte del clima de la temporada en el mundo del espectáculo.

Pero hay una pequeña colección de capítulos, especiales y otros híbridos entre ambas cosas, que por alguna razón, se convierten en experiencias traumatizantes.

Ya sea por sus garrafales equivocaciones de forma y de fondo para traducir la felicidad navideña o la forma en que expresan sus sentimientos sobre la fecha, hay un grupo de programas que han pasado a la historia por aterrorizar e inquietar a la audiencia.

Te contamos acerca de varios de los más espeluznantes, desconcertantes y burlones especiales de navidad de la historia de la televisión.

8. 'A Charlie Brown Christmas'

Seguramente lo debes haber visto en algún punto de tu infancia, porque, además, es un fenómeno generacional. Pero el programa no es exactamente lo que llamaríamos el punto culminante de la felicidad y el regocijo.

No solo muestra la forma en que la pandilla entera ridiculiza a Charlie Brown, sino que no está muy claro si se trata de mensajes navideños o una serie de ideas contra el consumismo.

Ver a Charlie sufriendo las burlas, críticas y al final el saboteo durante la pequeña obra de Navidad que dirige, es quizás una de las experiencias más incómodas de la televisión.

Lo es, admítelo, por muy dulce que parezca a la distancia.

7. 'Will Vinton’s Claymation Christmas Celebration'

Enumerar las locuras de este programa animado deja entrever que el creativo detrás del especial tenía ideas realmente desconcertantes sobre la forma de celebrar navidad. Desde un montón de pasas que cantan R&B, hasta camellos y morsas que se sacuden en un ballet sobre hielo, la inusual colección de rarezas aumenta con una rapidez de pesadilla.

Todo, además, bajo una atmósfera extravagante con cierto aire etílico. Cuando todavía no decides si el ponche de huevo tenía demasiado alcohol, el especial termina con una actuación especial de las campanas de Notre Dame tocando Carol of the Bells con sus propias cabezas mientras parecen perder el sentido a cada sacudón. Sí, así de singular es todo.

6. 'Santa Claus Is Comin’ To Town'

Por alguna razón, al duo de directores de este adorable — y extravagante — stopmotion, le pareció conveniente recordar que una de las grandes actividades navideñas puede ser la lucha contra el fascismo.

En esta delirante versión de una aventura para honrar el espíritu de las fiestas tradicionales, el amado Chris Kringle asume la identidad de Santa Claus para evitar ser capturado por Burgermeister Meisterburger. Que gobierna Sombertown con una ferocidad violenta, lo que le lleva incluso a quemar los los juguetes de los niños.

Entre las situaciones más disparatadas que ocurren el argumento, está la intención vecinal de arrojar a Santa a un manicomio, la ráfaga de viento que le lleva a un pueblo escondido y el romance muy adulto entre el Señor y la Señora Kringle. ¿Había necesidad de algo semejante?

5. 'Star Wars Holiday Special'

El programa Star Wars Holiday Special* demuestra que, en la televisión, la ley de Murphy puede cumplirse de manera implacable: todo lo que puede salir mal, saldrá de la peor manera. Y en este show, la máxima llegó a un punto desconocido de ridículo e incómodo mal gusto.

Hagamos un poco de contexto: antes de que Disney hiciera su aparición en escena, el encargado de capitalizar el éxito de la franquicia era el mismísimo George Lucas. A quien le pareció una buena idea la propuesta de CBS de llevar a la televisión la historia intergaláctica para alegrar las fiestas.

Por supuesto, nadie podía imaginar que el programa incluiría a la familia de Chewbacca celebrara el Día de la Vida (el equivalente a la Navidad humana) y que el argumento entero tendría un tono entre la comedia absurda, algunas innecesarias — y extravagantes — insinuaciones sexuales, y hasta un acento ofensivo que apabullo incluso a los fanáticos más fieles de la saga.

Aterrorizado por los resultados, Lucas intentó borrar su existencia y lo logró hasta la llegada de internet, cuando de alguna forma saltó a YouTube y se convirtió en una especie de grotesco clásico de culto.

4. 'Rudolph The Red-Nosed Reindeer'

El epítome de bullying cuando no había nombre para calificar algo semejante de manera apropiada.

Hablamos en serio: antes estuviera muy claro para la cultura pop que estaba mal ridiculizar, insultar y excluir a un niño sólo por ser distinto, Rudolph el reno de nariz roja tuvo que sufrir todo tipo de insultos e improperios en una incómoda versión sobre la clásica historia navideña que todavía produce una mezcla de lástima y preocupación.

Como si eso no fuera suficiente, el programa también tiene una velada versión acerca de lo conveniente de la homofobia y el hecho de que solo serás aceptado si resultas “útil”.

Una combinación más que preocupante para narrar una hermosa historia de Navidad.

3. 'The Snowman'

Este corto animado y mudo basado en la obra infantil de Raymond Briggs hizo llorar a toda una generación por su crueldad implícita. Después de que un niño solitario construyese a un hombre de nieve, este se convierte en su amigo y durante una noche le lleva a vivir las más extraordinarias aventuras.

¿Cuál es el problema con el relato? Que al día siguiente, el muñeco se ha derretido. Lo que cambia el tono y la forma del programa hasta transformar la corta historia en una forma de lidiar con la muerte y el duelo.

En respuesta a las críticas sobre el final infeliz del especial animado, el autor respondió: “El muñeco de nieve se derritió, mis padres murieron, los animales mueren, las flores mueren. Todo lo hace”. Un vivo ejemplo de ¿espíritu? navideño.

2. 'The Little Drummer Boy'

Basada en la tétrica canción del mismo nombre, este stopmotion es una historia de muerte, desesperación y codicia, ambientada en Navidad.

¿Te parece disparatado? Hay más: el niño protagonista no solo pierde a su padre y al rebaño familiar durante el asalto de un grupo de bandidos, sino que además debe enfrentar la muerte de su cordero más amado durante un accidente en una carreta.

Por supuesto, al final, la magia navideña logra enmendar un poco las cosas, pero el cuento en general no deja de ser cínico, nihilista y especialmente duro para la fecha.

1. 'The Smurfs Christmas Special'

En esta ¿típica? historia navideña, un abuelo y sus dos nietos sufren un accidente al borde un bosque, lo que hace que los niños deban huir a la espesura para además, escapar de los lobos y un extraño encapuchado que a todas luces, es el mismísimo diablo.

El malvado va en busca Gargamel para ¿atraerlos al infierno? y en medio de todo, el especial tiene un aire tétrico que resulta incluso inquietante casi cuarenta años después.

Y aunque al final los Pitufos salvan el día, buena parte de la historia transcurre en una atmósfera densa y peligrosa que no tiene nada que envidiar a un cuento de terror.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.