Autor: Miguel Ángel Moreno Los buenos resultados preliminares de la vacuna contra el coronavirus de la empresa Pfizer, cuyo candidato habría conseguido inmunizar al 90% de las personas que recibieron una dosis, según la empresa, ha generado pérdidas a los principales ganadores con la pandemia, como la compañía de videoconferencias Zoom, que después de aumentar su cotización más del 500% en este año (de los 70 dólares por título a superar los 400) cayó un 17% en la jornada del lunes una vez se conocieron los esperanzadores datos de este candidato a vacuna.

Solo en la jornada del lunes, Zoom pasó de los 500 dólares por acción (423 euros) a 413 dólares (350 euros) en el cierre del mercado, un 17% menos, lo que supone un impacto de 5.100 millones de dólares (4.300 millones de euros) en el patrimonio de su fundador Eric Yuan, que tiene aproximadamente un 19% de los títulos de la compañía.

Yuan no es el único que ha recibido el impacto del movimiento de los inversores hacia compañías que puedan crecer en un futuro escenario pospandemia, sino que también otras de las empresas que han crecido en estos meses.

Creador de Zoom
Eric Yuan, creador de Zoom

La compañía de aparatos para hacer ejercicio en casa, Peloton, perdió un 20% el lunes (de los 125 dólares por acción que cerró el viernes a 100 dólares el lunes), lo que supone un descuento de 300 millones de dólares (253 millones de euros) para su fundador, John Foley; o Netflix cayó un 8% (de 514 euros por título a 470), lo que supuso pérdidas de 416 millones de dólares (351 millones de euros) a su fundador, Reed Hastings. Amazon cayó un 5% y Shopify un 14%.

También han caído los fabricantes de guantes sanitarios, como la compañía malasia Top Glove Corp, que perdió un 11%, Riverstone Holdings, un 13%, y otras empresas del sector como Hartalega Holdings o Kossan Rubber Industries cayeron más de un 8%.

Otros fundadores que han perdido dinero como consecuencia de la creciente expectativa de una vacuna efectiva contra la COVID-19 han sido Forrest Li, el consejero delegado de la compañía de telecomunicaciones de Singapur Sea Group, que el lunes se dejó casi 1.000 millones de dólares (846 millones de euros) tras la caída de su filial estadounidense un 9,5%; o el presidente de la empresa de mensajería FedEx, Fred Smith, que perdió unos 250 millones de dólares (211 millones de euros) tras la bajada de cotización de la empresa que dirige un 5,7%.

El impacto inmediato del avance en las vacunas que puedan dar lugar al fin de la pandemia en un futuro han provocado una caída de soluciones como Zoom, pero para los analistas se trata solo de la "volatilidad normal" de los mercados, ya que los inversores buscan comprar acciones de empresas de sectores perjudicados por la pandemia en previsión de que puedan recuperarse en el futuro.

"No creo que la tendencia acerca del comercio electrónico, las plataformas de colaboración por vídeo o el paso a las tecnologías en la nube vayan a cambiar por el impacto de la vacuna", asegura el analista de Bloomberg Mandeep Singh.

En Zoom creen que la posición que han adquirido en el mercado del trabajo a distancia se consolidará aun cuando la pandemia esté ya controlada. "Las videoconferencias ya se han integrado en todos los aspectos de nuestras vidas", afirmó a Bloomberg TV en junio la consejera delegada de la compañía de videoconferencias, Kelly Steckelberg.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider