El telescopio de Arecibo, en Puerto Rico, ya tiene 60 años. Aunque sigue funcionando, los últimos años están siendo difíciles debido a diferentes problemas. El pasado mes de agosto se rompió un cable del radiotelescopio y rasgó el plato reflectante masivo. Así fue como apareció una herida de unos 30 metros de largo en el telescopio, según explica ScienceAlert. Ahora, ha vuelto a ocurrir y los astrónomos del observatorio están preocupados.

Por desgracia, este mismo martes tenían que empezar una serie de nuevos trabajos. Sin embargo, el pasado viernes por la noche otro cable se rompió y ahora hay que volver a arreglar el destrozo que ha producido. "Esto ciertamente no es lo que queríamos ver, pero lo importante es que nadie resultó herido", comenta en ScienceAlert el director del observatorio Francisco Córdova. "Hemos sido reflexivos en nuestra evaluación y priorizamos la seguridad en la planificación de las reparaciones que se suponía comenzarían el martes".

Además, se ha encontrado una relación entre ambos sucesos, según la Universidad de Florida Central (UCF, por sus siglas en inglés), que opera el Observatorio de Arecibo en nombre de la Fundación Nacional de Ciencias. Tanto el cable roto de agosto como el de ahora "estaban conectados a la misma torre de soporte, y es posible que la segunda ruptura se haya provocado por una tensión adicional después del primer fallo", indican.

Nuevos daños en el telescopio

Tras el accidente de agosto, se había estado observando todos los cables. Entre las zonas, una de las destacadas es en la que se ha roto el cable ahora. Y parece ser que ha sido debido "al desgaste de la carga adicional" tras la primera rotura. Estaba previsto añadir unos "topes de remediación", para evitar que esa carga extra desgastara los cables. Sin embargo, el segundo ha cedido antes de que se pudiera hacer más. Al caer sobre el plato, ha causado daños adicionales tanto en el plato como en los cables cercanos del telescopio.

La UCF está tratando de acelerar la reparación y reducir la tensión en los otros cables. Además, dos nuevos cables ya van camino del Observatorio de Arecibo. Mientras llegan, el equipo continuará evaluando la estructura para realizar los arreglos de forma adecuada y evitar nuevos accidentes.

"Hay mucha incertidumbre hasta que podamos estabilizar la estructura", cuenta Córdova. "Tiene toda nuestra atención. Estamos evaluando la situación con nuestros expertos y esperamos tener más información para compartir pronto". "Esto no es bueno, pero seguimos comprometidos a que la instalación vuelva a estar en línea", añade. "Es una herramienta demasiado importante para el avance de la ciencia".

Huracán María

Hay que tener en cuenta que el Telescopio de Arecibo tiene ya muchos años. No obstante, no parece que los astrónomos estén pensando en jubilarlo, a pesar de que se construyó antes de que el hombre llegara a la Luna (y eso fue en 1969). Aunque no comenzó sus primeras observaciones hasta 1963. Sin embargo, es uno de los telescopios más icónicos y conocidos, ya que fue el encargado de enviar un mensaje de radio en dirección al cúmulo de estrellas M13. El llamado Mensaje de Arecibo fue enviado en noviembre de 1974 como parte del programa SETI, el que busca vida inteligente más allá de la Tierra. Pero, sobre todo, porque es el primer telescopio en el que trabajaba la doctora Ellie Arroway en la película Contacto.

No obstante, antes de todo esto el Observatorio de Arecibo ya se encontraba en reparaciones dado que en 2017 el huracán María azotó con fuerza el país. Y provocó daños en este radiotelescopio.

Ahora, más allá del huracán María, el Telescopio de Arecibo se enfrente a una nueva herida que tendrá que curarse lo antes posible para que el icónico radiotelescopio pueda seguir funcionando.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.