El daño al Observatorio de Arecibo ocurrido hace algunos días es más serio de lo que pensábamos y pasarían meses antes de que vuelva a operar con normalidad. De acuerdo con Space News, un funcionario de la NASA advirtió que tomaría varios meses para reparar el daño al plato tras la ruptura de un cable.

Lindley Johnson, director de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, aseguró que el radiotelescopio estará fuera de servicio por largo tiempo. El observatorio de Arecibo alberga el segundo telescopio más grande del mundo y ha sido testigo de grandes descubrimientos.

El pasado 10 de agosto un cable de varias toneladas se desprendió de un enchufe que mantiene una plataforma de observación sobre el plato primario. Pese a que los primeros reportes indicaban una ruptura, Johnson aseguró que no fue así. El cable se zafó de una de las tres torres de soporte que rodean al plato.

Según reporta Gizmodo, Francisco Córdova, director del Observatorio de Arecibo, describió el hecho como un evento sin precedentes ya que los cables tendrían que durar otros 15 o 20 años. La investigación del accidente se encuentra en proceso y según el Instituto Espacial de Florida, hasta determinar con certeza el daño será posible hacer una estimación del tiempo requerido para repararlo.

El plato del Arecibo fue impactado por varias toneladas de cable

La grieta de 30 metros fue provocada por la caída de más de 200 metros de cable. Según Lindley Johnson, el cable tiene un diámetro de 7,5 cm y pesa unos 30 kg por metro. La ruptura causada al recibir el impacto de varias toneladas dañó la estructura, paneles de la Cúpula Gregoriana y la plataforma utilizada para acceder a la cúpula.

Un total de 250 paneles reflectores también resultaron dañados, junto a cables de soporte que se encuentran bajo el plato primario. De acuerdo con el director del Arecibo, el reflector principal está en buena forma y lo importante es determinar si la estructura de la plataforma no se dañó, así como también confirmar que es segura para los trabajadores.

El accidente ocurrió en medio de la noche por lo que afortunadamente no había trabajadores en la zona. "Es una suerte que no hubiera gente trabajando en el plato [...] Estaban programados para trabajar en los paneles reflectores más tarde ese día" mencionó Johnson. El funcionario de la NASA espera que el radiotelescopio de Arecibo estará fuera de servicio durante meses.

Los trabajos de reparación correrán a cargo de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) de EE.UU., mientras que la NASA apoyará en lo necesario. Con el Arecibo fuera de servicio, la NASA dependerá de la Red del Espacio Profundo de Goldstone, California. La agencia instaló un klistrón en una de las antenas y espera tenerlo en funcionamiento a finales de mes.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.