En 2018, el actor estadounidense John Krasinski sorprendió a los periodistas cinematográficos y al público con la tensa intriga postapocalíptica de A Quiet Place, un filme con un increíble noventa y seis por ciento de aprobación crítica en Rotten Tomatoes. El cineasta había dirigido antes Breves entrevistas con hombres repulsivos (2009), tres episodios de The Office (Greg Daniels, Ricky Gervais y Stephen Merchant, 2005-2013) y Los Hollar (2016), y esta película suya recaudó más de 335 millones de dólares en el mundo entero con un presupuesto de diecisiete: casi veinte veces más de lo que costó elaborarlo.

Así, a nadie pudo sorprender que rodara una continuación, con el sencillo título de A Quiet Place, Part 2 y Emily Blunt y compañía retomando sus papeles, cuyo estreno estaba previsto para el pasado mes de marzo. Pero Paramount se decidió por una demora hasta abril de 2021 a causa de la pandemia de coronavirus. E, incluso sin que nos haya llegado la segunda parte y por su enorme éxito, valoración y rentabilidad, tampoco puede extrañarnos que al propio John Krasinski se le haya ocurrido una nueva idea para un spin-off de A Quiet Place, ni que la productora le haya dado luz verde, quizá sin muchos regateos.

Moody College | Flikr

No obstante, en esta ocasión, él se limitará a producirlo, mientras que se ha anunciado que Jeff Nichols se encargará tanto del libreto como de la realización de la nueva película. Este compatriota de John Krasinski ha firmado otros cinco largometrajes hasta ahora: Shotgun Stories (2007), Take Shelter (2011), que obtuvo tres premios en el Festival de Cannes, Mud (2012), Midnight Special y Loving (2016). De manera que, con este currículo, probablemente contemos con muchas posibilidades de que el proyectado spin-off de A Quiet Place acabe siendo una obra, como mínimo, interesante.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.