La configuración del teclado del nuevo MacBook Air es otra de las novedades que encontramos en este nuevo modelo con procesador M1 de Apple.

La variante llega para mejorar la experiencia de usuario, evitando realizar atajos de teclados para realizar ciertas acciones. Ahora, directamente pulsando una tecla, tendremos acceso directo a ciertas funciones.

Aun así, seguimos manteniendo Touch ID para reforzar la seguridad del MacBook Air y por supuesto, la tecla ESC. Ahora, gracias a este rediseño, podemos activar Spotlight, Dictado y No molestar con solo una pulsación.

Ahora el teclado del MacBook Air es más Mac que nunca

Teclado MacBook Air - Mark Gurman

Esta nueva distribución de teclado no es casual, Apple ofrece una serie de opciones para mejorar la experiencia de usuario a través de macOS. Spotlight es una de las funciones más recurrentes para encontrar algún documento o archivo. Aquí hay que matizar encontrar, ya que a diferencia de otros sistemas operativos, no busca, encuentra.

En cuanto al teclado, Apple ofrece el mismo mecanismo de tijeras similar a la versión anterior, dando por finalizada la generación mariposa por completo. Quizás también para cerrar heridas de un diseño prometedor, pero que tuvo algunas críticas por parte de los clientes al encontrarse problemas de interacción. La primera reacción de este nuevo teclado del MacBook Air la encontramos en Mark German.

Para poder llevar a cabo esta nueva configuración de teclado, Apple tuvo que sacrificar tres teclas directas: centro de notificaciones, ajuste de brillo del teclado y el acceso al Launchpad. En teoría, estas tres teclas serían las menos usadas por los clientes de un MacBook. Ahora serán ellos los que comprueben si realmente ha merecido la pena este cambio.

La versatilidad de un teclado residen en dos puntos, la comodidad y la funcionalidad. Con el mecanismo de tijeras encontramos un recorrido de las teclas muy conocido, además de evitar ciertos atranques por motas de polvo o cualquier suciedad del entorno.

Las teclas de acción rápida nos permite no alejarnos mucho de nuestro cometido para agilizar el proceso, evitando aprendernos de memoria los atajos de teclado -muy útiles, por cierto-. Recordamos que el MacBook Air ya está disponible para su reserva con un precio de 1.229 euros.