Una joven alemana de 18 años tuvo que ingresar en cuidados intensivos a causa de una insuficiencia renal de origen desconocido. Este es el inicio de un estudio, recién publicado en Emerging Infectious Diseases, en el que se describe el primer caso de infección por hantavirus en Alemania detectado hasta el momento.

El origen de la infección fue la rata que la chica tenía como mascota. Pero no debe cundir el pánico. Es un caso aislado y por el momento no parece que haya motivos para alarmarse.

Primer caso de hantavirus en Alemania

Los hantavirus son una familia de virus de ARN que pueden producir dos tipos de afecciones: fiebre hemorrágica con síndrome renal o un síndrome pulmonar.

Por lo general son transmitidos a través de roedores y, si bien algunos como el virus Puumala y el Dobrava-Belgrado son típicos de Europa Central, la mayoría proceden de Asia. De hecho, el que infectó a la joven alemana era uno conocido como virus de Seúl, por ser en esta ciudad surcoreana donde se sospecha que se originó.

Se han detectado algunos casos en Estados Unidos, especialmente en un brote acaecido en 2012 en el Parque Nacional de Yosemite. Además, suelen darse casos aislados todos los años. En Europa se han detectado algunos pocos a lo largo de la historia, normalmente por transmisión de roedores callejeros transportados en los barcos. Pero nunca se había reportado una infección por hantavirus en Alemania.

Cuando esta joven ingresó, un equipo de científicos del Charité – Universitätsmedizin Berlin procedió a analizar muestras de su sangre en busca del motivo del padecimiento. Finalmente descubrieron que se trataba de un hantavirus, pero quedaba saber cómo se había infectado. Al preguntar a sus familiares sobre sus hábitos y su entorno descubrieron que tenía una rata como mascota. Analizaron también la sangre del animal y encontraron en ella ARN viral, con una secuencia genética idéntica a la del virus aislado del cuerpo de la chica. Se había producido un proceso conocido como zoonosis, por el que la enfermedad se transmite de un animal a otro, en este caso de la rata al ser humano.

¿Cómo llegó el virus a Alemania?

En realidad, esta joven no es el primer caso de hantavirus en Alemania. Ya se reportó otro en 2018. No obstante, este paciente se había contagiado durante un viaje a Indonesia.

La chica no había estado fuera de Alemania, pero posiblemente su rata sí. Al menos eso es lo que sospechan los autores del estudio, que se criara para su venta en algún país asiático.

En un comunicado emitido por ellos, se hace un llamamiento a los criadores de roedores para que tengan cuidado con el origen de sus animales. Y también para que lleven a cabo los controles sanitarios adecuados.

La paciente cuyo caso describen tuvo suerte. El tratamiento elegido dio resultado y pudo ser dada de alta a los 13 días, en un estado de salud prácticamente normal. No obstante, puede llegar a ser una enfermedad mortal, por lo que hay que tener cuidado. Tampoco debe cundir el pánico, pues ha sido un caso muy aislado. Y no, la culpa no es de 2020; ya que, si bien se ha publicado el estudio ahora, la joven ingresó en octubre de 2019. En realidad, desgracias pasan todos los años, aunque esta vez estemos mucho más pendientes de ellas.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.