A pesar de que hace ya más de 8 meses que se declaró la situación de pandemia, aún hay personas que no tienen claro cuándo se debe hacer cuarentena por coronavirus. Está claro que si alguien da positivo debe aislarse, incluso si no tiene síntomas. ¿Pero qué pasa con sus contactos?

Además de contestar a esta pregunta, es importante tener claro qué se considera contacto estrecho. Una vez aclarada esta cuestión, las normas son muy sencillas.

¿Cuándo debo hacer cuarentena por coronavirus?

Existen dos situaciones en las que se plantea si debemos hacer cuarentena por coronavirus: si tenemos síntomas compatibles o si hemos estado en contacto con un positivo confirmado. En este caso, se considera que el contacto ha sido estrecho cuando hemos permanecido durante más de quince minutos a menos de dos metros de dicho individuo.

Estos son los dos casos en los que se aconseja la realización de una PCR. Si esta da positivo, el paciente debe aislarse en su domicilio o, si no tiene esta posibilidad, en algún lugar habilitado para ello. Debe estar en una habitación separada del resto de convivientes, a ser posible con su propio baño. Si solo hay uno en la casa, deberá desinfectarse después de cada uso. Además, se deben minimizar las salidas de la habitación y, en caso de que se produzcan, hacerlo siempre con mascarilla.

Ahora bien, ¿qué pasa si el resultado de la prueba es negativo? Un negativo no indica necesariamente que no haya infección. La eficacia de la PCR es muy alta, pero puede dar negativo si aún se está incubando la enfermedad o si la carga viral es extremadamente baja. También es posible por fallos como una toma errónea de la muestra. Por eso, en los casos indicados, aun con resultado negativo, se debe hacer cuarentena.

¿Y qué pasa con las personas que conviven con esos contactos estrechos? Las directrices oficiales no indican que deban guardar cuarentena. No se tiene en cuenta, por lo tanto, para la concesión de bajas laborales. Sin embargo, en caso de que se pueda teletrabajar y evitar otros contactos innecesarios, es lo más recomendable.

10 o 14 días: ¿en qué quedamos?

En los principios de la pandemia, se estableció que una cuarentena por coronavirus debía tener una duración de catorce días. Se estableció esta cifra en base a los primeros estudios que se llevaron a cabo sobre la incubación y la transmisión del SARS-CoV-2.

No obstante, con el paso del tiempo, esta medida se ha rebajado hasta los 10 días desde el inicio de síntomas o desde el contacto estrecho. ¿A qué se ha debido entonces este cambio?

“Los últimos estudios que están apareciendo sugieren que este tiempo podría acortarse, pero son resultados demasiado preliminares”, aclara a Hipertextual José M. Jiménez Guardeño, investigador postdoctoral en el Departamento de Enfermedades Infecciosas del King’s College de Londres. ”Es necesario tener más datos porque todavía desconocemos mucho sobre cómo funciona este virus”.

A pesar de que científicamente no tenemos todos los datos necesarios, esta cifra se consideró idónea por otros motivos. Para empezar, se evita que una persona tenga que estar tanto tiempo de baja laboral. Y por otro lado, se acorta el “sufrimiento” de quiénes se quejan por tener que pasar tanto tiempo en casa. ¿Pero son estas realmente razones suficientes?

“Las medidas preventivas y las decisiones que se tomen deberían estar basadas principalmente en la evidencia científica y no en la presión social o económica”, continúa el virólogo. “El hecho de que la gente no respete las cuarentenas no debería ser razón suficiente para acortar su duración. Además, no tengo muy claro que la gente que se salta la cuarentena de 14 días vaya a respetar la de 10. Por eso, de momento es mejor quedarse con los 14 días de cuarentena, que es una medida más conservadora para evitar un aumento en el número de casos.”

Por todo esto, aunque solo tengamos la obligación de quedarnos en casa 10 días por las razones antes mencionadas, no está de más quedarse unos más si es posible. Si la cuarentena finaliza en fin de semana y no tenemos que ir a trabajar podemos alargarla un par de días más. Si no trabajamos o lo hacemos virtualmente podemos quedarnos otros cuatro. Esta situación ha sacado a la luz la importancia de la responsabilidad social. No debemos movernos solo por las normas. También para evitar en la medida de lo posible poner en peligro la salud de otras personas. Posiblemente, el día que nos pese más la responsabilidad que las multas, estaremos preparados para afrontar con éxito la próxima pandemia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.