Tesla inaugura hoy 29 de octubre el primer Supercharger V3 dentro de España, ubicado en Benavente. Se encuentra a un costado de la autopista del Noreste A-6, en la estación de servicio Staroil, en la calle Simón Bolívar (ver mapa).

Los Superchargers V3 de Tesla funcionan con una nueva arquitectura diseñada para cargar mucho más rápido que los V2. Son capaces de entregar hasta 250 kW de potencia acortando aún más los tiempos de espera durante viajes.

La ubicación de este primer Supercharger V3 en España es estratégica para quienes viajan de o hacia el norte del país, especialmente Galicia y Asturias. También simplifica el viaje hacia ciudades del norte de Portugal como Oporto, sobre todo para aquellos que parten desde el este, sureste o centro de la península. Además hará el recorrido más corto, puesto que las cargas son mucho más rápidas.

¿Qué modelos de Tesla pueden usar los nuevos Supercharger V3?

Todos los vehículos de Tesla pueden usar los Supercharger V3. Estos funcionan con el conector estándar CCS únicamente, por lo que hay algunas consideraciones.

Aquellos propietarios que tengan un Model 3 o Model Y —que usan puerto estándar CCS— se beneficiarán de las mayores velocidades y pueden cargar a la potencia máxima de 250 kW. Simplemente conectan el cable y listo, como viene funcionando hasta ahora.

Los Model S y Model X —que usan un conector Tipo 2— también pueden usar estas estaciones, pero deben hacerlo por medio de un adaptador. Este ya viene incluido en estos vehículos si fueron adquiridos desde el 1 de mayo de 2019 en adelante. Coches más antiguos pueden obtenerlo por 299€, que incluye un pequeño retrofit que debe realizarse en un centro de servicio.

Por último: los Model S y Model X podrán cargar a una velocidad máxima de 142 kW. Eso sí, gracias a la nueva arquitectura de los Supercharger V3, se beneficiarán de la eliminación del reparto de energía. Es decir, si dos coches cargan uno al lado del otro, la potencia no disminuirá.

Ahorro de tiempo de carga en un Supercharger V3

Tesla calcula que cargando a partir de menos del 10% de batería, se puede llegar hasta el 80% en la mitad de tiempo que un Supercharger V2. Es decir, unos 15 minutos promedio. Esto con un Model 3 o Model Y, que son capaces de obtener la potencia máxima de 250 kW.

Los tiempos pueden variar dependiendo de algunas condiciones,

  • Temperatura de la batería al momento de iniciar la carga.
  • Temperatura ambiente, especialmente climas muy fríos por debajo de los 0º Celsius.
  • Porcentaje de carga de la batería.

Por lo general los Superchargers se usan durante viajes, por lo que los vehículos llegan con la batería preacondicionada a la temperatura ideal para la mayor velocidad de carga posible.

Pero, por ejemplo, un propietario de un Tesla que no ha circulado, que la batería no se ha preacondicionado, o con un alto nivel de carga, verá velocidades de carga menores.

La duración promedio de repostaje de un vehículo con motor de combustible es de unos 10 minutos. Entre aparcar, bajar del coche, conectar la manguera, ir a pagar y volver. Por lo tanto, Tesla está muy cerca de conseguir que los tiempos de carga sean durante un periodo prácticamente igual, con la ventaja de la absoluta simplificación del proceso que ofrecen los Superchargers.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.