Por si había alguna duda, Glovo ya es oficialmente un unicornio del panorama emprendedor español. Era algo que ya estaba claro, pero faltaba la confirmación sobre los papales.

El último movimiento en el accionariado de la compañía valora a la empresa de reparto en 1.015,3 millones de euros. Ajustado, pero por encima de lo que se considera un unicornio.

Esta cifra ha venido de la mano de AmRest, dueña de la cadena de restaurantes La Tagliatella, que ha llegado a un acuerdo con Delivery Hero para vender su participación en Glovo; un acuerdo que aún está pendiente de aprobación. Un 7,5% por valor de 76,15 millones de euros.

Esta venta por parte del que controla la actividad de La Tagliatella, SushiShop, KFC o Pizza Hut vienen con un trasfondo para AmRest. Si el negocio de los repartos a domicilio ha pasado por sus más y sus menos desde el inicio de la pandemia –no por falta de pedidos, sino por el cierre de los locales–, los negocios de cadenas de restauración se han visto duramente golpeados por el coronavirus. La propia compañía ha anunciado su intención de cerrar algunas de las localizaciones de sus cadenas a fin de adaptarse a la caída de la actividad en la nueva normalidad. Esta venta responde a la necesidad de oxígeno por parte de AmRest.

Es la salida definitiva de la compañía y el posicionamiento de Delivery Hero de los últimos meses. De hecho, la compañía alemana, ya controla el 16% del accionariado de Glovo, al que ahora sumará este nuevo porcentaje compartiendo capital con los propios fundadores de la compañía, Sacha Michaud y Óscar Pierre, y el fondo saudí Mubadala que controla entre un 10% y un 15% de la compañía. Pequeñas compras progresivas en el mercado secundario, entre ellas lo que disponía Cabify en la tecnológica, posicionan a la alemana con algo más del 25% del capital de Glovo.

Igualmente, la relación entre Delivery Hero y Glovo ha sido muy activa durante los últimos meses. Pese a las negaciones durante largo tiempo que hablaban de rumores de compra, no estaba claro si del total de la compañía o de alguna de sus divisiones, la cuestión terminó por confirmarse. Delivery Hero, que controla el negocio de los repartos en Alemania, iniciaba una fuera expansión en Latinoamérica comprando el negocio de Glovo en todas las regiones en las que había iniciado actividad. La cuenta se saldó con un pago de 230 millones de euros que apuntaban a la consolidación del negocio de Glovo en Europa.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.