Cuando hablamos de que el número de personas que han tenido el coronavirus en el mundo asciende a 35 millones, hacemos referencias a las cifras oficiales, vertidas en medios como el famoso mapa de la Universidad Johns Hopkins. Estos números responden a los casos notificados por las autoridades sanitarias de los diferentes países. Sin embargo, a estas alturas de la pandemia, ya tenemos más que comprobado que muchos casos asintomáticos pasan desapercibidos. Incluso algunos sintomáticos nunca llegan a ser notificados por la saturación de los centros sanitarios en sus ciudades.

Por eso, la OMS ha hecho su propia estimación, en la que, según ha anunciado hoy uno de los miembros de su Junta Ejecutiva especial COVID-19, el doctor Michael Ryan, serían unas 760 millones de personas las afectadas. Esto se corresponde con un 10% de la población mundial y casi 22 veces más de lo calculado oficialmente. ¿Pero qué significa eso?

Lo que nos dice el porcentaje de personas que han tenido el coronavirus

Según las declaraciones del doctor Ryan, transmitidas por Bloomberg, “la enfermedad continúa propagándose y el mundo se enfrenta ahora a una situación difícil”.

En una reunión extraordinaria de la Junta Ejecutiva, ha explicado también que, si bien la situación es diferente si se comparan las regiones rurales con las urbanas, en general la mayoría del mundo enfrenta un punto complicado de la pandemia.

Es especialmente preocupante lo que está ocurriendo en el sudeste asiático, donde las personas que han tenido el coronavirus siguen aumentando a un ritmo imparable.

En cuanto a Europa y el Mediterráneo, preocupa el incremento que está comenzando a detectarse en las muertes. La parte” positiva”, según las declaraciones del científico, se encuentre en África y el Pacífico occidental. La situación en ambas regiones tampoco es buena. No obstante, dentro de lo malo, son los puntos donde la pandemia no avanza tan preocupantemente.

Si es cierto que un 10% de la población mundial se ha infectado, significa que aún estamos muy lejos de la inmunidad de grupo. Y también que son muchísimos los casos que se escapan al sistema.

Por eso, desde la Organización Mundial de la Salud, insisten en la importancia de llevar a cabo un buen rastreo de casos. Solo así se podrá plantar cara realmente al SARS-CoV-2 para que no siga extendiendo su sombra silenciosamente, afectando a muchas más personas de las que dicen las estadísticas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.