Microsoft acaba de dar un golpe en la mesa con su apuesta certera al segmento de gama media con una propuesta propia basada en su gama de portátiles Surface. El artífice de este hecho es el nuevo Surface Laptop Go, un equipo que arranca en los $549 dólares con el que la compañía quiere plantar cara a los Chromebooks que copan ese segmento de mercado.

Precisamente el punto de partida de precio no es lo único bajo de lo que presume el Surface Laptop Go, puesto que la compañía ha trabajado en minimizar el peso y el tamaño del equipo con la intención de potenciar su movilidad y portabilidad, sacrificando algunas prestaciones.

Surface Laptop Go: precio bajo y especificaciones justas y diseño exquisito

En este sentido, el Surface Laptop Go monta una pantalla de 12,4 pulgadas, algo entendible dado que es un equipo destinado a usar en movilidad, pero para ese rango de precio sacrifica prestaciones de la misma, que se conforma con una resolución de 1536 x 1024 3:2, muy pobre para los tiempos que corren incluso en los equipos de gama baja.

Eso sí, el que tanto el equipo como la pantalla sean pequeñas no significa que todo lo demás lo sea: pese al tamaño, mantiene un teclado de tamaño completo en un peso y tamaño más reducido incluso que el MacBook Air, e incluye el tan valorado trackpad Precisión de Microsoft.

En su interior nos encontramos un Intel Core i5 de décima generación, 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento eMMC, algo pobres aún teniendo en cuenta el precio, puesto que hay equipos del mismo precio 8GB de RAM y hasta 512 GB de almacenamiento SSD, especificaciones solo disponibles en el modelo superior que ya dispara su precio hasta los 700 dólares y que se conforma con 128GB, con la siguiente estructura de precios:

  • Surface Laptop Go con Intel Core i5, 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento eMMC: $549,99 dólares.
  • Surface Laptop Go conIntel Core i5, 8GB de RAM y 128GB de almacenamiento SSD: $699,99 dólares.
  • Surface Laptop Go conIntel Core i5, 8GB de RAM y 256GBGB de almacenamiento SSD: $899,99 dólares.

Cierra la propuesta de Microsoft el lector de huellas integrado en el teclado, compatibilidad con Wi-Fi 6 y carga rápida que permite alcanzar el 80% en solo una hora.