Uno de los afortunados propietarios de un Tesla ha publicado dos videos de un poco más de 30 minutos cada uno mostrando cómo funciona la beta de la conducción autónoma total en su Model 3.

Tesla, tras años de promesas incumplidas, ha activado una versión preliminar de la tan anticipada función que haría que sus vehículos sean capaces de conducirse solos. Eso sí, a unos pocos afortunados dentro de Estados Unidos.

Elon Musk explicó que lo harán de forma muy escalonada, activándolo a pocas personas en un inicio, sobre todo conductores que consideren muy responsables. Después lo empezarán a obtener más personas a lo largo de lo que queda de 2020. A finales de año, supuestamente, lo tendrán todos los vehículos con el paquete de conducción autónoma total.

En ambos vídeos, grabados por James Locke se puede ver cómo hace un largo recorrido desde la ciudad de Santa Clarita hasta el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. El viaje es de unos 30 minutos y casi 50 kilómetros de distancia.

Gran parte del vídeo es en autopista, pero una buena parte también es dentro de ciudad, donde se puede ver el comportamiento del sistema. Aunque aún tiene fallos y requiere de asistencia del conductor, tal y como advirtió Tesla, lo que es capaz de hacer es bastante sorprendente.

En el primer vídeo, alrededor del minuto 27 se puede ver la transición entre conducción en carretera a la conducción en ciudad. También se puede observar algunas situaciones complicadas en el tráfico, giros, semáforos y señales.

Por último, alrededor del minuto 31 del primer vídeo Locke muestra todo lo que los sensores del Tesla son capaces de detectar en el entorno. Definitivamente mucho más de lo que un humano puede observar.

Lamentablemente los propietarios en Europa no obtendrán esta función, ni en beta, ni cuando esté terminada, a menos que cambie la legislación que en la actualidad prohibe este tipo de automatismos en vehículos.