Puede que George R.R. Martin no tiene tiempo suficiente para escribir el siguiente libro de la saga de Canción de hielo y fuego en la que Juego de Tronos se basa —aunque promete terminarlo en 2021—. Pero sí que puede hacer hueco en su apretada agenda para contestar entrevistas.

Lo ha hecho para el libro Fire Cannot Kill a Dragon, escrito por James Hibberd, en el que cuenta la historia de la serie de HBO, desde las primeras reuniones del equipo creador hasta los problemas de producción que tuvieron a lo largo de todos los años que duró la producción.

Martin además de ser el autor de los libros, estuvo involucrado en la serie, como productor ejecutivo y consultor. También aparece brevemente en el piloto cancelado, que tuvieron que volver a grabar prácticamente en su totalidad.

Y, por supuesto, tiene opiniones sobre cómo se realizó la adaptación de sus libros. Hay muchos momentos de la serie que ama, pero algunos que no le terminan de gustar. En especial una de las escenas de la primera temporada.

Lo ha adelantado el autor del libro en un artículo publicado en Entertainment Weekly:

Donde realmente fallamos en términos de presupuesto fue la escena que menos me gusta de toda la serie, de las ocho temporadas. El rey Robert sale de caza. Cuatro tipos caminando a través de un bosque y Robert molestando a Renly. En los libros el rey sale a cazar, regresa corneado por un jabalí y muere, por lo que nunca tuve que escribir la escena, pero sabía cómo es un grupo real de caza. Serían más de 100 personas acompañando al monarca, pabellones, cazadores y perros. Habría sonado trompetas, ¡así es como el rey sale a cazar!

No sería él atravesando un bosque y sus tres amigos con lanzas en la mano con la esperanza de encontrarse un jabalí. Pero en ese momento no podíamos permitirnos caballos o perros o pabellones de caza.

En definitiva, a Martin no le gusta el mayor problema que tiene la primera temporada de la serie, la falta de dimensión y grandeza que se puede percibir en los libros. Los productores no tenían opción, tenían que trabajar con un presupuesto relativamente limitado, unos 6 millones de dólares por episodio.

La calidad de la segunda temporada también fue víctima de la falta de presupuesto. En especial la Batalla de Aguasnegras en que el ejército de los Lannister defiende la ciudad de Desembarco del Rey (King's Landing) de la flota de Stannis Baratheon. Los problemas fueron detallados en otro artículo publicado por Hibberd, pero en Vanity Fair, que también sirve como adelanto al libro.

A partir de la tercera temporada el presupuesto de Juego de Tronos aumentó muy significativamente, gracias a la inmensa popularización de la serie en todo el mundo.

Fire Cannot Kill a Dragon se publicará el próximo 8 de octubre de 2020 y promete ser un éxito absoluto en ventas.