SpaceX cerró un acuerdo con el Departamento de Defensa de EE.UU. para construir satélites de rastreo de misiles. La empresa de Elon Musk recibió un contrato por más de 149 millones de dólares por la Agencia de Desarrollo Espacial (SDA) para ser parte de la primera generación de la capa de seguimiento contra misiles.

De acuerdo la SDA, la capa de seguimiento proporcionará rastreo usando sensores infrarrojos. Estos satélites alertarían al Departamento de Defensa de Estados Unidos ante lanzamientos de misiles hipersónicos.

"La Capa de Seguimiento SDA consistirá en una constelación heterogénea proliferada de vehículos espaciales de amplio campo de visión (WFOV) que proporcionan una cobertura global persistente y capacidad de custodia combinada con el sensor espacial de seguimiento balístico y hipersónico de la Agencia de Defensa contra Misiles."

La primera parte del contrato consiste en ocho satélites de bajo costo fabricados por SpaceX y L3 Harris Technologies. De acuerdo con Space News, cada satélite tendrá un sensor de infrarrojos persistentes aéreos de amplio campo de visión capaces de detectar y rastrear misiles desde la órbita terrestre baja.

Los satélites de SpaceX se basarán en Starlink

El diseño de estos dispositivos se basa en Starlink, la constelación creada por Elon Musk para ofrecer conexión a internet. Los satélites estarán equipados con enlaces cruzados ópticos para enviar los datos a otros satélites de retransmisión.

El Departamento de Defensa y la SDA tienen contemplado combinar la capa de rastreo con una capa adicional de transporte que proporcionará conectividad. Los satélites de SpaceX deberán comunicarse con otros satélites de Lockheed Martin y York Space Systems que forman parte de la capa de transporte.

Esta es la primera vez que SpaceX obtiene un contrato militar. Según Derek Tournear, director de la SDA, la empresa ofreció una propuesta "extremadamente creíble" que aprovecha su línea Starlink. La SDA busca demostrar que pueden aprovechar tecnología comercial y aplicarla a necesidades del ejército de EE.UU.

Tanto SpaceX como L3 Harris tienen como fecha límite el 2022 para entregar los ocho satélites que después serán enviados al espacio. Posteriormente se pondrán en órbita 28 satélites de campo de visión amplio y dos de campo medio que serán construidos por la Agencia de Defensa de Misiles.