Semanas atrás la periodista Grace Randolph había revelado problemas internos durante la producción de The Mandalorian. No profundizó en el motivo de los pleitos, pero explicó que en consecuencia se darían cambios muy grandes en la serie.

Ahora, tras la publicación del primer tráiler de la segunda temporada de la serie, ha revelado más detalles. Según explica, Pedro Pascal habría tenido varios desacuerdos con el equipo creativo, resultando en la salida del actor a mitad de las grabaciones de los episodios.

Tenía muchas ganas de hacer algunas escenas sin el casco, sin embargo la producción de The Mandalorian no cedió. Pascal estaba muy frustrado según dos fuentes, además de sentirse muy incómodo con el traje en el set. Por lo que se volvió difícil trabajar con él.

Según la periodista y youtuber habían más fricciones entre el equipo de producción y el actor. Aparentemente la gota que colmó el vaso fue que el actor acudió directamente a Lucasfilm a pedir que intercedieran por el y se cumplieran sus deseos de que su cara aparezca más a menudo en cámara.

Continuó:

Entonces fue cuando el equipo de The Mandalorian dijo "¿Sabes qué? Deberías irte". Pedro Pascal lo hizo. Sucedió a mitad del rodaje. Ambas partes en malos términos.

Grace Randolph también apunta a un reportaje de la serie publicado por Entertainment Weekly. En él, Jon Favreau, showrunner, asegura que la segunda temporada introducirá una historia mucho más amplia, con nuevas líneas argumentales más alla del Mandaloriano interpretado por Pascal.

También hizo una comparación con Juego de Tronos donde la serie muestra, de forma paralela, las historias de varios personajes y sus viajes personales.

Randolph tiene buena reputación cuando se trata de reportes de la industria del entretenimiento. Es quien reveló y confirmó que el Snyder Cut de La Liga de la Justicia se emitiría en HBO Max, durante una sesión de preguntas y respuestas en su canal de YouTube.

En caso que Pascal realmente abandonó la producción de The Mandalorian a mitad de las grabaciones, tocará saber cómo el equipo creativo lo resuelve. ¿No volveremos a verle la cara nunca más?