El Lucid Air, el primer vehículo 100% eléctrico de Lucid Motors tendrá una versión básica con un precio inicial por debajo de los 80.000 dólares, según TechCrunch.

De acuerdo a la publicación aún no hay fecha para la salida del modelo más económico del Air o exactamente cuál será el precio. Pero parte importante de la estrategia de la compañía será empezar a venderlo bajo esos 80.000 dólares a partir de finales de 2021 o 2022.

De conseguirlo, el vehículo estará en competencia directa con el Tesla Model S, el sedan de lujo que empezó a venderse en 2012 y que ha sido gran responsable del éxito inicial de la compañía.

Uno de los responsables del Model S fue Peter Rawlinson, quien ahora es CEO y CTO de Lucid Motors. El vehículo será presentado este 9 de septiembre vía streaming debido a las medidas para evitar el contagio de la COVID-9.

El modelo más económico del Lucid Air seguramente tendrá menos autonomía que los supuestos 800 kilómetros que han conseguido con una batería de 113 kWh.

Todos los posibles precios del Lucid Air

De acuerdo a un reporte publicado por Bloomberg, el Lucid Air Dream Edition, la primera versión del vehículo que se pondrá a la venta a inicios de 2021, tendrá un precio de 169.000 dólares.

Una segunda versión, llamada Lucid Air Grand Touring tendrá un precio de 130.000 dólares y una tercera versión llamada Lucid Air Touring tendrá un precio de unos 100.000 dólares.

No es claro, aún, cuándo se lanzarán estos dos últimos modelos. si estarán disponibles al mismo tiempo que la Dream Edition o si hay que esperar meses —o años— para poder adquirirlos. Se espera que sea una de las dudas que se resuelvan durante la presentación del 9 de septiembre.

Lucid Air vs Tesla: compitiendo con tecnología

Lucid pretende competir con Tesla y otras marcas de vehículos eléctricos no solo con más autonomía o mayor lujo, también con mucha tecnología. Según la compañía, el Lucid Air tendrá 32 sensores, 8 cámaras y un sensor LIDAR.

Este último es un componente que Elon Musk asegura que no se necesita para alcanzar la conducción autónoma total. Pero la realidad es que muchos expertos consideran que para capear realmente el terreno y reaccionar a tiempo, es necesario que los vehículos lo tengan. ¿El problema? Suele ser caro, grande y aparatoso.

No es claro cómo Lucid ha resuelto el tema del precio del componente o dónde lo ha ubicado para que no resalte en la carrocería del Lucid Air.

La compañía llama a su sistema de asistencia de conducción DreamDrive y asegura que alcanzarían el nivel 3 de autonomía. Ninguna marca lo ha conseguido hasta el momento.